Preocupación de los comerciantes de la nueva terminal de ómnibus por el escaso flujo de gente

La nueva terminal de ómnibus de la ciudad comenzó a ser operativa el 2 de diciembre de 2019. Lo que comenzó como una gran ilusión con el paso del tiempo se convirtió en incertidumbre respecto a su funcionamiento.

Durante décadas la terminal de ómnibus de Eldorado estuvo ubicada en pleno centro de Eldorado. El paso del tiempo y el crecimiento demográfico hicieron necesaria la construcción de una nueva terminal, que, finalmente, se construyó sobre la Avda. Fundador Dn. Julio Adolfo Schwelm, aproximadamente a 500 metros de su intersección con ruta 12, un lugar alejado e incómodo para quienes llegan en colectivo a Eldorado.

Quien ganó la licitación de la concesión, Germán Tiemesmann, tenía un proyecto interesante para las nuevas instalaciones donde las actividades culturales tuvieran un rol importante para atraer a los eldoradenses a las instalaciones dela nueva terminal, pero la pandemia desatada en el año 2020, complicó su implementación.

Para garantizar el flujo de público hacia la nueva terminal en el pliego de licitación estableció en su art. 3: “°): El concedente dispondrá lo necesario para que a partir de la firma del contrato de adjudicación queden totalmente prohibidas las operaciones en todas las terminales o estaciones independientes de ómnibus u otros lugares, predios o instalaciones que cumplan funciones como tales ya sea para ingreso o egreso de colectivos destinados al transporte de pasajeros de media y larga distancia, nacionales o internacionales. De esta manera las unidades de transporte de pasajeros deberán arribar, estacionar y egresar exclusivamente de la terminal de ómnibus objeto de esta Li-citación no teniendo permitido las unidades ni el ascenso ni el descenso de pasajeros durante la traza dentro del Ejido urbano de Eldorado”.

Por tal motivo comerciantes que alquilan locales comerciales en la nueva terminal solicitaron al Concejo Deliberante que se cumpla con lo establecido en dicho artículo, debido a las dificultades económicas que atraviesan.

En una reunión mantenida con los concejales los comerciantes explicaron la actual situación por la que atraviesa la terminal.

Catalino Gómez, concesionario del buffet, manifestó “En la vieja terminal siempre había mucha gente, estábamos contentos, todos trabajábamos. A la terminal nueva no va nadie el que llega se va enseguida, no permanecen 5 minutos dentro de la terminal. En mi caso que es la gastronomía, necesito que permanezcan un tiempo, pero la mayoría toma sus servicios fuera de la terminal. Nosotros en la terminal estamos pintados. Peligra nuestra permanencia ahí. Muchos locales están vacíos porque no hay gente. Vemos que hacemos un enorme esfuerzo pagando todo lo que pagamos para seguir y la terminal se va deteriorando. Uno llega a la terminal y se asusta. A las 23:00 horas no queda nadie. Ni a los taxis les resulta redituable quedarse. La gente no tiene en qué irse, muchas veces yo llevé a gente que estaba esperando
Como es una zona rural no hay servicios. En el buffet tuve que bajar un UHF (para la televisión) que es un servicio rural y limitado”.

Por su parte Lisandro Amaral, que posee dos locales de venta de pasajes y un depósito de encomiendas, expresó “Hicimos un gran sacrificio después de la pandemia, da lástima verla tan vacía, Sobrevivimos gracias a las líneas nacionales. En el plazo en que se hizo cumplir (la prohibición de ascenso y descenso de pasajeros) mejoró la situación. Por eso pedimos que se cumpla”.

En Julio de 2021, ante una protesta similar, se recordó la obligatoriedad del art. 3. Pero, según explicó la concejal Rosi Kurtz en la reunión, la redacción del art. 3 habla de transporte de media y larga distancia, pero no hay ninguna legislación ni nacional ni provincial, que establezca la categoría de media distancia, lo que la hace de difícil cumplimiento. “El contrato de concesión está mal redactado”, en ese sentido, remarcó.

Francisco Silvero, otro comerciante que posee 2 locales de venta de pasajes, agregó otras dificultades “Sufrimos la consecuencia de los cortes de luz, necesitamos un grupo electrógeno. Se corta la luz toda la noche y es un peligro para toda la gente. Tengo empleados para tener abierto los locales ya que prestamos un servicio al consumidor, no hay línea fija telefónica, debemos usar el celular. La inversión que hicimos no tiene sentido. Antes (en la antigua terminal) venía gente de Irigoyen, San Pedro, Victoria, Puerto Rico, etc., hoy no van a la terminal suben en cualquier lado, y eso también es un peligro para la gente. Actualmente nos mantenemos por las líneas nacionales. Por eso pedimos que se cumpla el contrato de concesión en cuanto al ascenso y descenso de pasajeros”.

Por su parte los usuarios de colectivos se oponen a la medida ya que les implica un costo extra y manifiesta que muchas veces el sistema de transporte urbano no tiene las frecuencias necesarias, lo que los complica aún más.

En éste sentido a partir de la 23:00 horas, aproximadamente, ya no hay colectivos urbanos, por lo que la única manera de trasladarse es mediante remises o taxis, que muchas veces son de costos más altos que el colectivo que los trasladó hasta Eldorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *