Una web reúne toda la información para recorrer la Argentina en su estado más natural

El nuevo sitio, lanzado en el Día Internacional de la Diversidad Biológica, invita a recorrer la Argentina en su estado más salvaje y natural, para respirar nuevas aventuras.

En el Día Internacional de la Diversidad Biológica, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación presentó un nuevo sitio web denominado “La Ruta Natural”, destinado a conocer la Argentina profunda del interior, conectar con la naturaleza y respirar nuevas aventuras con los sentidos puestos en la flora y fauna nacional.

El nuevo sitio presenta información detallada para elegir y planificar viajes por la Argentina, y abarca 17 rutas naturales de la Argentina donde cada región invita a vivir diferentes experiencias y conectar con nuevas emociones, con más de 150 destinos imperdibles de todo el país y más de 50 experiencias de todo tipo.

Gastronomía autóctona; turismo astronómico, de aventura, paleontológico o natural urbano; observación de aves y avistaje de fauna; senderismo; trekking; visitas a parques nacionales; acampar bajo las estrellas; caminar sobre glaciares; encontrarte con ballenas, carpinchos o pingüinos y recorrer la selva misionera son algunas de las actividades que forman parte de La Ruta Natural.

“El turismo de naturaleza es la gran demanda en esta nueva etapa y Argentina cuenta con maravillas únicas. Con ese foco, llevamos adelante el programa ‘La Ruta Natural’, tanto para potenciar la promoción en destinos emergentes y consolidados como para impulsar el desarrollo sustentable de cada una de sus comunidades”, reflexionó el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens.

El nuevo sitio ofrece otros tres productos diferenciados: circuitos, una selección de recorridos detallados en diversos lugares; calendario de Naturaleza, para descubrir qué especies de animales, plantas y otras maravillas naturales se pueden ver; y guía para viajar, con recomendaciones de salud, seguridad y buenas prácticas para vivir viajes seguros e inolvidables.

17 rutas naturales

Mar Patagónico. Es uno de los destinos para ver ballenas y fauna marina de cerca, con playas solitarias, deportes náuticos y una gastronomía típica de la costa atlántica.

Patagonia Andina. Acampar, escalar, recorrer senderos, navegar, esquiar o simplemente descansar y disfrutar de los paisajes de cinco parques nacionales y varias reservas.

Patagonia Austral. El glaciar Perito Moreno, El Chaltén y el cerro Fitz Roy. Otros, como los Parques Nacionales Perito Moreno y Patagonia y la Cueva de las Manos, invitan a vivir una experiencia solitaria o con familia.

Fin del mundo. Mar, montañas, lagos, glaciares, bosques y estepa son el corazón de la ruta que ofrece destinos como Ushuaia y el Canal Beagle.

Estepa. Caminos infinitos rodeados de guanacos y choiques, para descubrir el rastro de dinosaurios y bosques prehistóricos, con la fuerza constante del viento a través de paisajes, pueblos y parques nacionales.

Puna. Más de 3 mil metros de altura despliegan postales casi de ficción, con pueblos detenidos en el tiempo y escenarios que parecen de otro planeta.

Valles, quebradas y yungas. Cuna de tradiciones ancestrales y tierra de la Pachamama. La Quebrada de Humahuaca o los Valles Calchaquíes con su selva de yungas, para disfrutar con un vino y su gastronomía especial.

Selva misionera. La fuerza de las Cataratas del Iguazú, con la magia de la selva, para conocer animales y plantas increíbles, mientras se pisa la tierra colorada, y los ríos fluyen antes los ojos.

Iberá. De la abundancia de su fauna a la belleza de un simple paisaje. Los Esteros del Iberá se pueden navegar en lancha o kayak y encontrarse con animales silvestres a cada paso. Senderos, cabalgata entre palmares y atardeceres de postal.

Gran Chaco. Bosques, bañados, ríos y palmares como destino de lugares agrestes, para vivir de cerca la fauna silvestre y hacer observación de aves.

Llanuras y costa atlántica. Muy cerca de los destinos de turismo rural y de veraneo más conocidos, muchas reservas naturales y estancias que invitan descubrir el lado silvestre a pocos pasos de la ciudad. Senderismo, rappel, escalada, avistaje de aves y muchos más.

Altos Andes. Del Aconcagua a los Seismiles y de Laguna Brava a parques nacionales poco conocidos. Un destino especial para los amantes del trekking de altura.

Desiertos y volcanes. Desiertos rojos, naranjas y blancos; campos volcánicos, ríos torrentosos por cañadones y dunas. Yacimientos arqueológicos y paleontológicos y parte de la emblemática Ruta 40.

Litoral y grandes ríos. Siguiendo el curso del río Paraná, el Paraguay y el Uruguay, y atravesada por incontables arroyos, esta ruta propone tardes de playa y deportes acuáticos, cabalgatas, senderismo, kayak, avistaje de aves y más experiencias.

Continente blanco. Partiendo de Ushuaia en alguno de los cruceros que zarpan rumbo a este mundo blanco. Fauna marina, estaciones científicas y actividades como caminatas y kayak por mares helados.

Sierras centrales. Arroyos de agua cristalina, sierras cubiertas de bosque, lagunas llenas de flamencos, paisajes desérticos y pueblos para descansar y disfrutar del atardecer.

Delta. El bajo delta del río Paraná con su ecosistema único para practicar actividades náuticas, visitar reservas naturales y parques nacionales poco conocidos o simplemente descansar junto al río.

Para conocer todas las experiencias, información, actividades y destinos que ofrece La Ruta Natural de la Argentina, se puede ingresar a https://larutanatural.gob.ar/

fuente: infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *