David Pau explicó los motivos de su renuncia como coordinador del Museo de Prehistoria

El responsable del Museo de Prehistoria de Eldorado, David Pau, presentó su renuncia al cargo tras estar 8 años al frente del mismo. En una extensa charla hizo un resumen de su paso por el museo y explicó los motivos que lo llevaron a renunciar.

“Renuncié por motivos personales. Llegó un punto en el cual consideré que era un ciclo cumplido en el cual logramos que el museo sea reconocido a nivel regional e internacional, y en el que pude impulsar distintos proyectos y convenios con universidades, con otros museos, pero que en los últimos tiempos no pudimos avanzar en ellos. Eso me fue provocando un desgaste en mi trabajo. Esos proyectos siguen en pie y espero que quien me suceda los pueda concretar”, expresó Pau.

Entre los proyectos a los que hace referencia el renunciado coordinador se pueden contar el convenio firmado con la Universidad de Buenos Aires, con el Museo Bernardino Rivadavia para crear una sala de paleontología; otro convenio con el Museo Binacional de Itaipú para traer dos colecciones, una sobre la guerra de la Triple Alianza y otra sobre el naturalista Louis de Boccard; y la creación del Museo de Ciencias Naturales, para lo cual se firmó un convenio con la UNAM, donde se construiría una sala nueva cercana a la del Museo de Prehistoria.

El museo, en los 8 años en lo que Pau estuvo al frente, logró ubicarse como un referente en el tema en la provincia de Misiones, y era reconocido por la comunidad en general y por los establecimientos educativos en particular por la tarea de difusión que realizaba en cuanto a la prehistoria de la región.

“Una de las ideas que siempre tuvimos desde el museo es la divulgación de la prehistoria de la región. Demostrar que existe una historia anterior a la llegada del hombre blanco que debe ser conocida y divulgada ya que muchos la desconocen. En ese sentido es importantísimo tener el museo abierto para que la gente lo pueda visitar y fundamentalmente las escuelas de Eldorado y de la provincia. Sin embargo el museo está cerrado desde hace dos años, tiene problemas edilicios y de infraestructura que no permiten su apertura, y eso conspira contra los fines para los que fue creado el museo, ya que todo museo debe constituirse sobre tres pilares: : exhibición, gestión e investigación”, agregó.

Al ser consultado sobre si la renuncia era definitiva o había alguna posibilidad de reverla la respuesta sorprendió por lo inesperada “En realidad yo había anunciado la posibilidad de mi renuncia en el mes de diciembre, y me tomé estos dos meses para ver si esa posibilidad de renuncia hacía que se activara un poco la situación del museo, si se podía avanzar en la concreción de los proyectos. Pero se hizo conocida en el día de hoy porque no vi avances ni cambios que me hicieran modificar esa sensación de ciclo cumplido que decía al principio. Me voy con una sensación rara, por un lado feliz por todo lo que logramos, por saber que hoy en día la prehistoria misionera ocupa un lugar importante en las currículas estudiantiles y es conocida en gran parte del territorio provincial, y por otro con la tristeza de no haber podido concretar todos aquellos proyectos que presenté durante los últimos años de mi gestión a cargo de la institución. Por eso la renuncia es definitiva. Hoy ya estoy trabajando en Corrientes, en una localidad cercana a los Esteros del Iberá, pero quedaron en Eldorado algunos proyectos que estamos llevando adelante, así que estaré volviendo por allí”, culminó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *