Aníbal Silva: «Todavía no nos confirmaron que sea botulismo»

Aníbal Silva es el tío de la niña de 28 meses que se encuentra internada por el presunto caso de botulismo sucedido en Andresito. Además está internada su hermana y su cuñado, padres dela niña.

Si bien algunos medios dan por sentado que se trataría de botulismo Aníbal Silva expresa que aún no tienen ninguna confirmación al respecto “No sabemos si es botulismo nadie confirmó nada todavía y estamos esperado. Lo que sabemos es que hicieron chorizo elaborado con chancho, común, de la casa mezclado con venadito, y que ahí se habrían enfermado todos”.

La otra hipótesis que manejan las autoridades sanitarias es que sea un agrotóxico llamado furadam “El muchacho de 30 años que falleció y que es el que elaboró los chorizos, tenía una chacrita donde solía tirar furadam por si venía algún animal a su chacra y es muy tóxico. Él era muy amigo de mi cuñado y siempre que hacían algún chorizo se invitaban y compartían, incluso llevo el chorizo al trabajo para compartir con sus compañeros y bueno, están varios de ellos internados. Yo calculo que el chorizo puede haber estado mal elaborado, porque eso se hace con tiempo, bien ahumado en una pieza cerrada y tal vez no lo hizo así y ahí apareció la bacteria. Pero como no tenemos la confirmación de que sea botulismo todavía no podemos asegurarlo”, agrega Aníbal.

En cuanto al estado de salud de sus familiares manifestó “No tenemos novedades mi sobrina de 28 meses continúa en coma, y mi hermana de 23 años y mi cuñado de 34 años todavía están internados. A mi sobrina la podemos ver más seguido, pero a mi hermana y mi cuñado sólo un par de veces al día. A veces nos ponemos contentos porque parece que se están recuperando, pero al rato empeoran, no hay una evolución constante. Necesitamos un milagro. Nos aferramos a que Dios nos ayude, los médicos nos dijeron que ya hicieron todo lo posible y nos atendieron muy bien y ahora depende de nosotros y de nuestra fe”, culminó.

En el Samic de Eldorado se encuentra internado también un niño de dos años que ya está fuera de peligro y al cual están esperando la confirmación oficial del tipo de intoxicación sufrida para darle el alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *