Rescate del papel de la comunidad paraguaya en la construcción de Eldorado

Se presentó el libro “Presencia de la colectividad paraguaya en la construcción de la ciudad de Eldorado”, de las autoras Liliana Maglione y Nelia Elena Badaracco.

Las autoras del libro son dos reconocidas docentes y Directoras de Escuelas e Institutos de enseñanza de Eldorado, que dedicaron gran parte de sus estudios y publicaciones a rescatar la importancia dela colectividad paraguaya en el desarrollo de la ciudad en un contexto en el cual siempre se resalta el papel del fundador, Adolfo Julio Schwelm, y de la inmigración europea en la historia de Eldorado.

Ambas fallecieron antes de que el libro pudiera ser editado, en el caso de Maglione en septiembre de 2020 y Badaracco a fines de 2018. Ninguna de las dos nació en Eldorado, Maglione en Corrientes y Badaracco en Entre Ríos, pero siempre tuvieron la impresión de que en la “historia oficial” de la ciudad había un vació en cuanto a que la comunidad más numerosa de la misma, la paraguaya, se encontraba ausente.

La frase que suele resumir el sentir de gran parte de la comunidad paraguaya la supo expresar el escritor Víctor Verón, en 1977 al decir que los paraguayos eran “Los protagonistas silenciosos de la fundación”.

“Liliana quería que el libro se presentara en el Centro Cultural Paraguayo, y estaba prevista su presentación para el año 2019, conjuntamente con el100 aniversario de la ciudad, pero por distintos motivos como la pandemia y la temprana muerte de Nelia recién ahora podemos hacerlo”, expresa Hilda Díaz, ex presidente del Centro Paraguayo y activa participante de la comisión de cultura del mismo.

“El trabajo para la edición del libro lo venimos haciendo desde hace varios años, explica Díaz, y hoy podemos presentarlo y me animo a decir que es un libro señero en cuanto a la investigación del papel de la comunidad paraguaya en nuestra ciudad, ya que cuando se realizó lo que se conoce como colonización de Eldorado, ya había establecidos ciudadanos paraguayos en la zona, es como una nueva mirada que estaba semi oculta en nuestra historia. Los paraguayos existíamos y trabajamos activamente para que Eldorado sea lo que es hoy, sin embargo estamos como invisibilizados”.

Si bien en las crónicas de época, en los libros históricos, y en algunos estudios realizados sobre el tema siempre se recuerda la existencia de personas que ya estaban afincadas en la zona, el papel que se les otorga suele ser secundario-

“Nosotros, remarca Hilda en relación a los paraguayos, fuimos desde un comienzo la mano de obra activa, desde acompañar al fundador Schwelm y al colono europeo como baqueanos, conocedores de la zona, en cuanto a los cultivos que se podían realizar, en qué época, los que les iban a dar su subsistencia, les enseñaron a cazar a pescar, fuimos quienes construimos las picadas por donde se podía transitar, y lo que estamos buscando es que se conozca esa mirada sobre nuestra presencia en la zona y el papel que jugamos en la construcción de Eldorado, y estamos bastante olvidados”.

En la presentación del libro estuvieron presentes Marianela Fahler, hija de Badaracco, y Ezequiel Barrionuevo, hijo de Maglione.

“Tanto mi madre como Liliana,manifiesta Marianela, desde que llegaron a Eldorado entregaron su vida por esta comunidad (la paraguaya) y por la comunidad en general. Ellas entregaron todo por la educación en un primer momento y por la cultura en sus últimos tiempos. Ellas escuchaban que todos hablaban de las distintas comunidades, la alemana, la suiza, la dinamarquesa, y notaban que no se hablaba de la comunidad paraguaya. Ellas tomaron la idea de hacer la historia de la comunidad paraguaya porque lo sentían, sentían la necesidad de que fueran reconocidos, reivindicados, y que se conociera su presencia”.

“Sin dudas, expresa Ezequiel Barrionuevo, la pasión compartida por la historia por parte de las dos autoras, con los distintos acontecimientos, parte del hecho de conocer y haber sufrido en carne propia el fenómeno migrante como búsqueda de nuevas realidades, el asentarse y echar raíces en un terruño ajeno, y el profundo agradecimiento al suelo de Eldorado que les dio cobijo. El libro, como dijeran las autoras, está abierto a críticas, y a los aportes que se puedan hacer. Este libro es el resultado de mucho esfuerzo, mucha dedicación, y que debió sortear numerosos inconvenientes y adversidades”.

En la presentación de la obra, realizada en el Centro Social y Cultural Paraguayo, estuvieron presentes alrededor de 150 personas, muchas de las cuales querían comprar el libro pero deberán esperar una segunda edición, a concretarse en los próximos días, para poder adquirirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *