De repetirse los resultados en noviembre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio quedarían empatados en Diputados

La de este año es una elección legislativa y como tal, lo único que realmente interesa es cómo quedan los números en cada cámara al cabo del comicio. Y si se toma el resultado de las elecciones primarias como una encuesta precisa de lo que realmente puede replicarse en las elecciones generales, está claro que el Gobierno debe haberse quedado este domingo seriamente preocupado.

Es que al Frente de Todos no le preocupaba el Senado, más allá de que a priori sabía que perdería bancas. Porque allí es tan mayoría que perder algunos escaños sería simplemente un mal menor. El principal interés está puesto en Diputados, donde han naufragado muchos de los proyectos que le interesan a esta administración -y sobre todo al Instituto Patria-, que salieron fácilmente aprobados en la Cámara alta, pero hoy duermen el sueño de los justos en la Baja.

El problema es que si se replicaran en noviembre los resultados registrados este 12 de septiembre, el panorama sería peor que en la actualidad en la Cámara que preside Sergio Massa. Es que pasaría a tener 117 diputados; esto es, 116 votos (el presidente de la Cámara da quórum, pero no vota, salvo caso de desempate)

O sea que tendría un diputado menos que los que tuvo durante los dos primeros años de gestión de Alberto Fernández. En rigor, tuvo casi todo el tiempo 119 diputados, pero teniendo en cuenta que Massa no votaba y que José Ignacio de Mendiguren estuvo siempre de licencia, el bloque presidido por Máximo Kirchner tenía 117 votos. Si se repite este resultado, ahora serían 116.

¿Cómo estaría Juntos por el Cambio? La principal oposición cuenta en la actualidad con 115 miembros. Y es el bloque que más arriesga en esta elección, pues ponía en juego las 60 bancas obtenidas en 2017. Yéndole como le fue el domingo, sumaría dos más: 62. Y quedaría entonces con 117 diputados. El mismo número que el Frente de Todos, pero con un voto más, por la razón ya expuesta.

Mientras el Frente de Todos pone en juego en esta elección 51 bancas, los bloques del medio, que suelen orbitar como “rueda de auxilio” del oficialismo -no todos, pero sí algunos- exponen 16 bancas, y estarían sumando una más, 17, con lo que ese espacio diverso pasaría a tener 23 miembros.

fuente: parlamentario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *