Industriales del Norte Grande afirman que “no podemos pagar los mismos impuestos de quién está en Puerto Madero”

El presidente de la Unión Industrial de Tucumán, Jorge Rocchia Ferro, señaló que la restitución plena del decreto 814, la conectividad para el Norte Grande y la combinación de los planes sociales con empleo formal son los tres ejes centrales del Uninoa para achicar las asimetrías regionales en el país. Elogió el diálogo con el Gobierno nacional y destacó soluciones a problemas presentados por las 10 entidades que componen el bloque regional del NOA y NEA.

Rocchia Ferro, afirmó que el denominado Norte Grande, que reúne a 10 provincias del NOA y del NEA, está atravesado por tres demandas urgentes: la restitución plena de los beneficios impositivos del decreto 814 para “acortar las asimetrías” con beneficios impositivos; la complementación de planes sociales con el trabajo registrado en las fábricas; y la conectividad a través de obras públicas del Estado para reducir los costos logísticos.

– ¿El plenario que se realizó en Santiago del Estero mostró un fortalecimiento del Uninoa?

– Argentina tiene tres regiones: la zona núcleo, la zona sur, y la zona norte. Aquí participan diez provincias: Chaco, Corrientes, Misiones, Formosa, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, La Rioja, Catamarca y Tucumán. Es el NOA y el NEA. Los diez presidentes nos hemos juntado porque tenemos intereses realmente comunes, y los gobernadores también. Con el presidente Alberto Fernández nos hemos reunido en cuatro o cinco oportunidades y siempre nos dijo: “trabajen que necesito darle una reparación histórica al norte grande, que siempre está postergado”. En ese contexto es que está creciendo el norte grande.

– ¿Cuáles son esos intereses en común?

– Los tres puntos en común que tiene el norte hoy es el decreto 814, que se trata de un decreto que baja la carga impositiva a partir de que los aportes patronales se puedan deducir del IVA; la complementación de los planes sociales para que los beneficiarios puedan trabajar en blanco, porque entendemos que quien tiene un plan de $15.000 y la escala para entrar a una fábrica es de $60.000, el empleador paga los $45.000 de diferencia y los impuestos por esa suma, lo que asegura que el obrero no deje su plan sino que se incorpore al mercado formal, que gane más, que nosotros tengamos mano de obra y el Estado también recauda; y el tercer tema es el de la logística, la conectividad, y que de alguna manera nos acerquen al puerto.

Las propuestas

– ¿Y qué propuestas tienen?

– Poder aplicar el IVA del flete a Ganancias para que el norte argentino sea competitivo. No podemos pagar los mismos impuestos de quién está en el Once o en Puerto Madero. Nuestros consumos están muy lejos de donde producimos, estamos a 1300, 1500 km. También nos aseguraron que saldrá el tema del peón rural, antes del 10 o 12 de noviembre, según el ministro (Eduardo) Wado de Pedro. Y alcanzaría hasta para los gastronómicos. En cuanto a la conectividad, el plan Belgrano está trabajando. Se están construyendo vías nuevas, el polimodal va a ser una realidad. Y en el 814 también se está trabajando.

– ¿Sirvió la creación del Uninoa?

– Esta agenda la podemos lograr porque somos el norte unido. Entendemos, desde lo más profundo de nuestro convencimiento, que esta es una región que tiene los mismos problemas de pobreza, de salud y de educación. Tenemos necesidades básicas insatisfechas las diez provincias por igual. Es el sector más pobre del país, es donde más tenemos que trabajar.

– ¿Los recursos naturales están en lugares con un gran costo para transportarlos luego de su producción?

– Si la conectividad la hacés horizontal y salís por el puerto de Mejillones, en Chile, acortás muchos kilómetros. O si tenemos de Tucumán una línea recta a Chaco o Corrientes. Pero hoy de Corrientes para ir a Tucumán o de Tucumán a Corrientes tenemos que ir primero a Buenos Aires. El norte tiene el azúcar, tiene el bioetanol, tiene el litio, tiene el tema del cannabis en cuanto al aceite que está en la provincia de Jujuy. Santiago se va a transformar en un polo ganadero espectacular. Está la Hidrovía en Corrientes y Misiones. El norte necesita posibilidades.

– ¿Y cómo se alienta la inversión?

– Hoy querés un crédito y los bancos en el norte son recaudadores. No son bancos que van a prestar plata. Hay que ir a golpear la puerta a alguna sucursal de Buenos Aires porque acá no tenemos esa posibilidad. La Argentina es rica, pero hay que explotarla. Es una potencia que hay que desarrollarla. Tenemos el 60% de chicos pobres, sin educación, sin escuela y el oficio se acabó. Tenemos que pensar en un país nuevo. Debemos mirar siempre para adelante. Sin educación no vamos a ningún lado. Sin trabajo y sin esfuerzo no vamos a ningún lado.

La crisis del desuso del 814

– ¿Qué efecto generó que quedara en desuso el decreto 814?

– Hoy pagamos más impuestos que hace cuatro años en la proporción que corresponda. Es una cuestión práctica. Hay que dar ventaja para la región, en un país que tiene tanta asimetría. En el norte hay un 60% de analfabetismo, pobreza, y desnutrición. El norte se tiene que desarrollar, y para eso el Gobierno nacional está cumpliendo. Hay que reconocerlo en el tema de obras públicas y en el apoyo al norte grande. En todas las reuniones que hemos participado nos escucharon, y nos apoyaron con el tema del biocombustible para el norte. Empezamos a funcionar de una manera orgánica. Estamos dentro de la UIA, pero queremos diferenciar los problemas que nosotros tenemos.

– ¿Ustedes son quienes le marcan la agenda?

– No. Sería una falta de respeto decir que marcamos la agenda. La agenda la marcó el Gobierno nacional cuando dijo tengo que darle la reparación histórica al norte grande.

– ¿Y en la agenda industrial?

– No. La agenda que nos marcaron es “trabajen que el Gobierno no los va a defraudar”. Hasta aquí, salvo algunas cosas que obviamente no participamos, lo hemos logrado nosotros. La unión industrial del norte llamada UNINOA tiene una muy buena relación con el Gobierno nacional. No hay quejas. Están bajando trabajos, se están haciendo obras en las provincias. Hay que mirar para adelante la única felicidad que uno tiene cuando no mira para atrás que todos más allá de los signos políticos podamos ponernos de acuerdo.

– ¿Habrá rebajas de aportes patronales para nuevos empleos?

– Sí, pero no es lo que pedimos. Queremos que con los aportes patronales de toda la población podamos, con una parte, pagar el IVA. En definitiva, es bajar la carga tributaria. Quién tiene un plan no puede trabajar en blanco porque le quitan el plan. Es muy difícil que a temporarios que trabajan cuatro o cinco meses uno les diga deja el plan vení a trabajar si a los cinco meses se quedan sin nada. También, hubo una autorización de aumento de biocombustible. Fue una promesa que nos hizo Alberto Fernández. Gracias al trabajo mancomunado de los legisladores, más el Presidente, se prorrogó por 15 años. Y se incrementó a $59,350. De ahora en adelante vamos a ir atados a los precios de las naftas.

Optimismo en Tucumán

– ¿Cómo está la actividad industrial?

– Tucumán está creciendo en su industria, incorporamos un ítem más que es la minería. Nuestros talleres, tanto metalmecánica, como torneros, montaje y demás, han encontrado una nueva ventana para trabajar. Están trabajando en 14 o 15 minas que tiene Jujuy. La industria azucarera está trabajando a pleno. La parte textil funciona muy bien. Tiene fábricas nuevas de zapatillas. La actividad industrial sube y obviamente si se suma la mano de un gobernador que, más allá del signo político, nos abre la puerta para que podamos pedir no solo a Tucumán, sino a todo el norte. Es lindo trabajar en un clima donde todos empujan para el mismo lado.

– En cuanto al turismo, ¿hubo algún impacto en estos últimos meses?

– Está empezando a moverse. Se va a incrementar cuando aumenten los vuelos a Tucumán. Los hoteles ya están teniendo más ocupación. El turismo está en sus primeros pasos. Está encaminado.

Fuente: BAE Negocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *