Caso “Taty” Piñeiro. Presentarán nuevos elementos a la causa

Así lo manifestó el abogado de Rosa González, madre de Taty, Matías Ochoteco Rousseau, al salir de una audiencia con el juez Roberto Saldaña que lleva adelante la investigación de la causa.

A 9 años de producido el asesinato de Taty Piñeiro la causa se encuentra en un punto muerto por lo cual organizaciones sociales realizaron una manifestación frente al Juzgado de Instrucción Nº 1 de Eldorado, a cargo del Juez Roberto Saldaña, quien recibió al abogado d ela familia de Taty, Matías Ochoteco Rousseau.

Al terminar la audiencia el abogado, en conversación con El Territorio, adelantó que solicitaron la apertura de la feria para aportar nuevos elementos a la causa, pero que en caso de que no se hiciera la apertura, lo harían al finalizar la feria.

“Nosotros conseguimos la colaboración gratuita de un experto criminalista para realizar un peritaje sobre todo el expediente, a fin de ayudar a esclarecer los hechos que sucedieron y establecer las hipótesis respecto a cómo se produjo el crimen y las acciones que se tomaron durante la primera etapa de investigación para encubrir a los autores del asesinato, expresó Ochoteco.

Si bien el abogado reconoció que por el momento no hay elementos suficientes como para imputar a alguien por ser el, o los autores materiales de la muerte de Taty, consideró que del peritaje podría establecerse la cadena de encubrimiento del crimen. “Durante la investigación realizada cuando el expediente estaba en Puerto Iguazú, se hizo todo de mala manera. Desde que se hizo cargo el Juez Saldaña empezamos a tener algún tipo de respuestas a los pedidos que hacemos, pero es cierto que, como dice el juez, como está el expediente hoy en día no es mucho lo que se puede avanzar en individualizar a los autores materiales. Pero es nuestra intención, mediante la pericia propuesta, que se pueda determinar a los culpables del encubrimiento del crimen, y esperamos que antes de la finalización del año 2021 se pueda elevar a juicio oral la causa en cuanto a esa parte: el encubrimiento”.

Otro de los planteos realizado por Ochoteco es la necesidad de contar con la posibilidad de testigos de identidad reservada. “Una de las extrañezas de la causa es la cantidad de testigos que han fallecido en circunstancias dudosas. Hay tres personas que murieron y estaban vinculadas a la causa, empezando por el “suicidio” de Hernán Céspedes, y otros dos testigos claves que murieron en circunstancias extrañas, un suicidio y una muerte violenta. Yo en el trabajo de campo que realicé en Esperanza me he encontrado con testigos que podrían aportar datos pero tienen terror de venir a declarar al juzgado por posibles represalias. Por eso es imprescindible una ley de testigos de identidad reservada para poder brindarles seguridad a los testigos que pueden declarar en contra del poder instituido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *