Lo denunció, le dieron 15 años por intento de femicidio y ahora ella dice que mintió

El 27 de mayo de este año, Javier Alejando Sanfilipo fue condenado por el Tribunal Penal de Oberá a 15 años de cárcel por “homicidio en grado de tentativa, agravado por el vínculo y por violencia de género”.

Raquel Kener, la víctima, dice ahora que le mintió a los jueces, que actuó por despecho y pide que se revise el caso.

Sanfilipo, de 40 años, estaba detenido desde el 11 febrero de 2019, cuando, según determinó la Justicia, en una casa de la localidad de Los Helechos, muy cerca de Oberá, intentó atacar con un cuchillo y luego quiso estrangular a su pareja, Raquel Kener, de 45 años. Los gritos alertaron a los vecinos, que llamaron a la Policía y tras derribar la puerta pudieron salvar a la mujer atacada.

Durante el juicio, la misma mujer agredida intentó desestimar el ataque sufrido. Sin embargo, la fiscal entendió que ella estuvo atrapada en un entorno de violencia que le impedía despegarse y entender que era víctima y solicitó condena para el acusado, quien no tenía denuncias previas por violencia de género.

La mujer sostuvo que: “Él es un hombre bueno, él no hizo nada, su único pecado fue ponerme los cuernos. Nunca me levantó ni siquiera la voz. Yo era la loca, ese día, cuando me enteré que me fue infiel, me puse a gritar y a romper toda la casa hasta que vino la Policía. Yo quería tener un hogar y una familia con él, por eso hice eso”.

“La única evidencia que hubo en el juicio es el testimonio de un policía, que vio un cuchillo tirado en el piso, que lo tiré yo misma cuando estaba desparramando todo, y la marca de un puntazo en una puerta, que hizo mi ex marido hace 15 años”, explicó Kener.

“Yo quise castigarlo para que vaya preso dos o tres días, pero cuando intenté retirar la denuncia ya era tarde. Las marcas del cuello que tenía era porque él me sujetó para que no siga rompiendo todo, y la del brazo no se cómo me hice. Yo siento culpa porque Sanfilipo está preso, si tengo que ir presa yo, no hay problema, voy, yo le arruiné vida”.

“Él cuidaba de mis hijos, él siempre se portó bien, yo era la que me enojaba y gritaba. Yo sufrí violencia de género por parte de mi ex marido, del papá de mis hijos. Sanfilipo nunca fue violento conmigo, ahora está solo, no tiene a nadie, la única que lo visita y habla todos los días con él soy yo”, remarcó Raquel en diálogo con el programa El Periodista, de Canal 12.

fuente: lavozdemisiones.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *