“Permanente” por Augusto Daniel González

Nota de opinión sobre los pases a planta permanente de empleados públicos.

El pase a planta permanente recientemente dispuesto por el Concejo Deliberante de Eldorado, lamentablemente, no es un hecho aislado ni novedoso. No sólo en este cuerpo, ni tampoco únicamente a nivel municipal, los “acuerdos políticos” incluyen habitualmente pases a planta permanente, contratos y similares contraprestaciones. La provincia, en ese sentido, puede dar cátedra.
Por otro lado, y siendo parte de la misma injusticia, la precarización laboral es también una realidad incontrastable. También en los tres niveles estatales existen caso de trabajadores y trabajadoras en situación irregular, fuera de la ley, con contratos vergonzosos y renovables cada tanto para mantener en vilo la salud psíquica y sustentar la dependencia política.
No se cuida la cosa pública.
La Renovación desde sus orígenes optó por esa mecánica de adhesión. Todo candidato, “cobraba”, esto es, algún cargo iba a tener más allá de los resultados. Más todavía, nadie se iba a quedar sin cargo jamás, haber sido intendente, por ejemplo, habilita y da los conocimientos técnicos suficientes para formar parte del directorio de Emsa, Iprodha, Vialidad, etc.
También es cierto que son prácticas transversales arraigadas, pero, como todo, cuando la cosa se sabe, la cosa cambia. Y tiene que cambiar, sólo se necesita decoro para combatir.
Los políticos solemos reclamar participación para lograr los cambios, está bien, pero no se va a lograr sin asumir que eso está mal; no se va a lograr sin una propia deconstrucción.
Invitemos -como decíamos antes- simplemente a hacer las cosas bien.
Lo que se necesita es decencia permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *