Tras una semana en terapia, murió camionero sanvicentino por Covid-19

Luego de ocho días internado en el Hospital Samic de Oberá, murió el camionero oriundo de San Vicente, convirtiéndose así en la primera víctima mortal del coronavirus en la provincia. El deceso se produjo ayer a las 21.30 y fue confirmado por las autoridades provinciales que activaron el protocolo para el traslado del cuerpo.

El parte médico dado a conocer por el gobierno de Misiones, a través del Ministerio de Salud Pública, informó que “el cuarto paciente confirmado para enfermedad respiratoria aguda virosis emergente Covid-19, de 61 años, internado por cuadro respiratorio severo-grave de evolución en Terapia Intensiva del Hospital Samic Oberá, óbita a las 21.30, por falla multiorgánica.”
El hombre se desempeñaba en una empresa de transporte de camiones, venía desde San Pablo, Brasil y había ingresado por la Aduana de Bernardo de Irigoyen el 7 de abril. Presentó fiebre y dificultades respiratorias, cuadro que se agravó rápidamente, por lo que fue sometido a tratamiento más complejo siendo derivado a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Samic de Oberá.
La esposa, de 56 años y considerada quinto caso positivo de coronavirus, se halla estable y permanece en una sala de aislamiento, también en el Samic de Oberá.
El jueves 16, en primera instancia, según el protocolo, el paciente fue ubicado en el sector de aislamiento de guardia. Al día siguiente fue internado en el área de UTI. De manera que estuvo en terapia exactamente una semana hasta que la falla multiorgánica desencadenó su muerte. El camionero padecía hipertensión y obesidad.
Su cuadro empeoró con el correr de los días e incluso debió ser asistido con anticoagulantes. Está comprobado, según manifestaron los especialistas en la pandemia, que el coronavirus provoca daño multisistémico, es decir, afecta a todos los órganos (ver No sólo daña los pulmones…).
“El protocolo para trasladar el cuerpo se hace en el hospital. Se espera que venga la funeraria, se verá si es cremado y sepultado con todas las medidas, sin sala velatoria. Hay que hacerlo en menos de seis horas”, confirmó anoche el ministro de Salud, Oscar Alarcón, en diálogo con El Territorio.
El difunto no recibirá el último adiós de sus seres queridos. La pandemia tiene esa particularidad: no hay despedidas.
Consultado respecto a si corresponde, en este contexto, hisopado al personal sanitario que asistió al paciente, respondió que “se testeó a cinco agentes que estuvieron en el proceso del tratamiento y todos dieron negativo”.
“Mañana -por hoy- se avanzará en el test de los cinco que faltan. Empezamos a hacer hoy (por ayer) los testeos al personal de salud”, sostuvo.
Tanto el titular de la cartera sanitaria como los especialistas que atendieron al camionero advirtieron desde un principio que era un paciente de alto riesgo y con indicadores de morbimortalidad. “Es una cepa diferente al paciente que vino de España y a la que padecen los pacientes de Iguazú, es una cepa mucho más agresiva”, había manifestado Alarcón.
Respecto a los medicamentos utilizados para el tratamiento, el funcionario había explicado que era asistido con hidroxicloroquina -un medicamento genérico para la artritis y lupus-, azitromicina y enoxaparina, que es un medicamento que se utiliza como anticoagulante.
Los pacientes de Covid-19 tienen un profundo trastorno de la coagulación de la sangre que contribuye a su insuficiencia respiratoria.

Contexto epidemiológico
Tras la confirmación de los últimos enfermos, Salud Pública activó el protocolo y avanzó en el testeo de al menos una docena de personas, entre compañeros de trabajo del transportista y familiares. Todos dieron negativo para el estudio en cuestión, que se procesa en el Laboratorio de Alta Complejidad en Misiones (Lacmi). Desde el 27 de marzo, el Lacmi cuenta con la validación del Instituto Malbrán, de Buenos Aires, para analizar por PCR. Si bien se mantiene en cinco la cantidad de casos de coronavirus en la provincia, con este fallecimiento el parte epidemiológico presentará modificaciones: un paciente recuperado, un muerto, y tres internados.
La esposa del camionero sanvicentino está estable y sin asistencia respiratoria. Y, por otro lado, los contagiados en Puerto Iguazú, madre e hijo, continúan en el Hospital Samic de la Ciudad de las Cataratas a la espera de la externación, sin síntomas.

“No sólo daña los pulmones, es un virus multisistémico”
El lunes pasado, el ministro de Salud, Oscar Alarcón, dio detalles del estado del paciente que falleció anoche. La situación del hombre encendió la alarma por considerarse el primer cuadro grave en Misiones desde el 27 de marzo, cuando se confirmó el primer infectado.
“Está con hidroxicloroquina -un medicamento genérico para la artritis y lupus-, azitromicina, se la ha hecho tratamiento con enoxaparina, que es un medicamento que se utiliza como anticoagulante y se hizo todo lo que se tiene que hacer para poder sostenerlo”, había manifestado el funcionario.
Los pacientes de Covid-19 tienen un profundo trastorno de la coagulación de la sangre que contribuye a su insuficiencia respiratoria.
“El Covid-19 sabemos que afecta muchísimos órganos, sabemos que se ha descartado que daña sólo los pulmones, es multisistémico, causa inflamación y actúa con una coagulación intravascular diseminada, toxicidad en la célula, y cada día vamos aprendiendo más de eso, por eso se instaló otro tratamiento, primero fue de uso mundial la hidroxicloroquina, después los retrovirales y ahora lo que se ha hecho, viendo en otras partes del mundo en donde se hicieron autopsias y hubo trastornos de coagulación, tratamiento con anticoagulantes, con enoxaparina”, había explicado Alarcón.
“Este es un paciente de altísimo riesgo, con una cepa que sufrió una mutación. La cepa que trajo de San Pablo, Brasil, no es la misma cepa del primer paciente que vino de España o de los pacientes de Iguazú. Esta mutación es muy agresiva y por eso lo gravedad del cuadro”, sostuvo.
“El Samic de Oberá es un hospital nivel 3, junto con el de Eldorado y Puerto Iguazú y el hospital escuela de Posadas. Es importante detenernos en este punto porque trabajamos en red, con los terapistas, infectólogos, en constante contacto con evaluación del paciente. El tratamiento es multidisciplinario, clínico, terapista, infectólogo, hematóloga. Lo que se está haciendo con el paciente en Oberá es lo que se le debe practicar en el Madariaga, en el mundo. Nosotros tenemos recurso humano calificado en terapia intensiva”, había indicado.

fuente: Griselda Acuña – El Territorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *