Con el objeto de incentivar la oferta de viviendas para sectores de ingresos medios y bajos, la Ley 27.467 exime del IVA a las obras o trabajos destinados a vivienda social, incluyendo aquellas obras de infraestructura complementarias de barrios destinados a tales viviendas.

La ley también prevé la posibilidad de que los sujetos que realicen los trabajos u obras comprendidas en la exención, computen -hasta cierto límite- el impuesto facturado por compras o prestaciones afectadas a los mismos contra el gravamen que en definitiva adeudaren por sus operaciones gravadas, y en caso de existir un remanente, soliciten a la AFIP la acreditación contra otros impuestos propios o la devolución.

Por su parte, la Secretaría de Vivienda aprobó este año el “Procedimiento para la obtención del Certificado de Inclusión en el Programa de Desarrollo de Vivienda Social” y el “Procedimiento para la Aplicación de los Beneficios Fiscales”.

La nueva resolución de la AFIP, que lleva el número 4531/2019 y se publica hoy en el Boletín Oficial, precisó que a los fines de solicitar los beneficios, los responsables deberán poseer la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) con estado activo; contar con el alta en IVA y Ganancias; declarar y mantener actualizado el domicilio fiscal; y tener actualizado el código de la actividad desarrollada, según el Clasificador de Actividades Económicas (CLAE).

También poseer domicilio fiscal electrónico; no registrar incumplimientos de presentación de declaraciones juradas determinativas e informativas, a las que los responsables se encuentren obligados; y haber presentado, de corresponder, y la garantía establecida.

Los responsables podrán solicitar la acreditación de los saldos técnicos del IVA contra otros impuestos a cargo de AFIP, o en su caso, la devolución, una vez que la Secretaría de Vivienda hubiere efectuado la remisión de la información y los montos aprobados.

No obstante, el IVA que les hubiera sido facturado por compra, fabricación, elaboración o importación definitiva de bienes deberá computarse en las correspondientes declaraciones juradas del impuesto, previo a efectuar la solicitud en la forma establecida.

El contribuyente deberá determinar el monto a computar en papeles de trabajo, los que deberán quedar a disposición de AFIP.

Si de los controles oportunamente efectuados por la Secretaría de Vivienda y AFIP, resulta que los cálculos deben ajustarse, corresponderá rectificar las declaraciones juradas del IVA y en su caso, ingresar las diferencias de impuesto y sus accesorios.

fuente: regionnortegrande