Es parte de lo establecido en el consenso fiscal, acordado con la Nación en el 2017. La disminución debía regir desde enero pero desde Rentas advierten que no se cumplió con la mejora de la economía que prometió la Nación. Alcanza a la forestoindustria, la yerba, el té, el transporte y construcción.

Con seis meses de demora el gobierno provincial adecuará la alícuota del impuesto sobre los ingresos brutos para el sector industrial de la provincia disminuyendo de 2% a 1,5%, de acuerdo a lo establecido en el acuerdo de consenso fiscal firmado en 2017 con la Nación. Se benefician la yerba mate, el té, la construcción, la forestoindustria y el transporte.

En aquel pacto, se determinó que desde enero de 2019 la industria debía tributar 1,5%, sin embargo, durante los cinco primeros meses la provincia siguió cobrando 2% al igual que el año pasado.

El sector maderero fue el primero en poner el grito en el cielo, logrando una readecuación de la Dirección General de Rentas. Ahora la DGR publicó una resolución, en el boletín oficial del lunes, donde se adecuó a los otros sectores contribuyentes de la industria a las condiciones pactadas.

La resolución es la N° 23/2019 del pasado 31 de mayo y comenzará a regir desde el 1 de julio.

Entre sus fundamentos establece que “la Nación y las Provincias celebraron el Consenso Fiscal en noviembre de 2017, en un contexto económico y social muy distinto al actual. Ello llevó a la Nación y a las Provincias a adoptar medidas urgentes para intentar cumplir con los acuerdos de responsabilidad fiscal”.

Agrega el documento que “la Provincia ha cumplido las obligaciones asumidas en su totalidad, pero no es ajena a la difícil situación por la que atraviesa la sociedad, en la cual los contribuyentes y responsables son componentes importantes”.

Según la DGR “el Consenso Fiscal no fue concebido en forma aislada sino como parte de un proceso que debiera culminar en una nueva Ley Federal de Coparticipación, en la cual las provincias perjudicadas por el actual reparto, tal como es el caso de la provincia de Misiones, recompondrán la participación que corresponda”.
Sin embargo la Provincia sostiene que la crisis económica no la obligaba a seguir bajando impuestos porque la promesa de una mejoría económica nunca llegó: “no encontrándose la Provincia, por la situación previamente descripta, compelida a continuar los cronogramas”.

Se aclara que igualmente se ha tomado la decisión de reducir la alícuota realizando “un máximo esfuerzo para acompañar la difícil situación económica de los contribuyentes”.

Actividades beneficiadas

Transporte, construcción, té, yerba, preparación de frutas y hortalizas, aceites vegetales, elaboración de lácteos, de productos de molinería y almidón, alimenticios excepto pan común o galleta (exento), elaboración de hilados o textiles, fabricación de artículos de marroquinería y talabartería, calzado, aserrado y cepillado en madera, fabricación de productos de madera, fabricación de sustancias químicas básicas, fabricación de productos farmacéuticos, sustancias químicas medicinales, fabricación de vidrio y productos de vidrio, fabricación de productos minerales no metálicos, industrias básicas de hierro y acero, fundición de metales, productos primarios de metales preciosos y no ferrosos, fabricación de componentes electrónicos y productos informáticos, equipos médicos y quirúrgicos, motores, pilas, baterías, lámparas eléctricas, vehículos, maquinaria y equipo de uso especial, carrocerías, embarcaciones, aeronaves, transporte, artículos de deporte, juegos y juguetes.

fuente: primeraedicion