Category Archives: Destacados

Inventa una bicicleta que puede alimentar tu hogar con electricidad durante 24 horas pedaleando 1 hora

¿Estaría dispuesto a pedalear una hora todos los días si eso pudiera alimentar su hogar durante 24 horas?

La industria del libro en alerta por una ley que violaría los derechos de autor en internet

Conocida como “Ley Pinedo”, la iniciativa busca liberar a plataformas como Google, Facebook y Twitter de controlar los contenidos subidos por sus usuarios, lo que permitiría la reproducción “pirata” de material. El proyecto ya tiene media sanción y busca su aprobación en Diputados esta semana.

Argentina es uno de los cinco países que más producen imágenes de abuso infantil

Así lo reveló la Organización de las Naciones Unidas. Alrededor de 55 causas por día llegan a la Justicia.

El Conicet recomendó al Gobierno “no avanzar” con la boleta única electrónica

El estudio desalienta la incorporación de tecnología en el proceso electoral “en el corto y mediano plazo”.

Negociarán con los ministros una baja de hasta 20% en cargos políticos

Marcos Peña convocará a los jefes de todas las áreas para que reduzcan sus estructuras y dar señales de austeridad.

Pasó la negociación con los gobernadores, ahora viene otra muy dura con el propio gabinete. El jefe de Gabinete, Marcos Peña , convocará a la Casa Rosada desde esta semana a todos los ministros por separado para negociar con cada uno un plan de recorte de entre el 15 y el 20% de cargos políticos.

“Está entre un 15 y 20% de cargos, atado a una reducción idéntica en la partida de salarios de la línea de jerárquicos”, dijo un ministro. Se anunciaría a mediados de diciembre próximo.

 

Según pudo saber LA NACION de fuentes oficiales, hay unos 3000 cargos en toda la administración pública nacional, entre ministros, secretarios de Estado, subsecretarios, directores y coordinadores. Si se respetara el porcentaje de ajuste, se eliminarían entre 450 y 600 nombramientos políticos, muchos de esta gestión. El requisito es que se ajusten todos los niveles: de secretarios a coordinadores.

Se pretende dar una señal de “austeridad y eficiencia” en la gestión. El proyecto es parte del “reformismo permanente” lanzado por Mauricio Macri y que incluye reforma tributaria, pacto fiscal con las provincias, reforma laboral y simplificación de burocracia estatal.

“El objetivo es mostrar que nos ajustamos el cinturón nosotros también, dar eficiencia a la gestión, evitar la duplicidad de funciones y bajar el déficit fiscal”, dijo a LA NACION un allegado a un ministro.

Click Aquí
El que convocará a los ministros será el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, que está a cargo del rediseño de la estructura junto al ministro de Modernización, Andrés Ibarra. En la reunión de gabinete del martes último, Quintana oficializó el plan que había adelantado LA NACION hace dos semanas. En las reuniones participarán Ibarra, Peña y el otro vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui.

Como parte de la “optimización de las estructuras jerárquicas del Estado”, Peña pidió en esa reunión del gabinete “mayor austeridad”.

En el Poder Ejecutivo hay 20 ministerios, 87 secretarías, 207 subsecretarías y 687 direcciones. Por debajo de las direcciones, miles de coordinaciones.

Por ejemplo, bajo un director de área puede haber un coordinador de Estudios y Análisis de Gastos en Personal, otro de Información y Evaluación de Costos Salariales y otro más de Impacto Presupuestario de las Negociaciones Colectivas. O un coordinador de Centros de Integración Comunitaria de Móviles de Conectividad Ferro-Fluvial y otro de Centros de Integración Comunitaria de Móviles de Conectividad Terrestre.

Ibarra, Quintana y Lopetegui negociarán con cada ministro la reducción de ese 15 o 20% de cargos políticos y un porcentaje igual de esa masa salarial. No se reducirán los ministerios, pero sí las secretarías de Estado, subsecretarías, direcciones y coordinaciones.

“Cada ministro podrá definir dónde recorta, pero debe ser en todos los niveles. No sólo coordinaciones, por ejemplo. Y eso debe traducirse en un ajuste de la masa salarial de jerárquicos”, dijeron en la Casa Rosada.

“La sociedad ya se ajustó el cinturón y tenemos que mostrar que no tenemos privilegios”, dijo Macri al gabinete. Cada ministro dirá qué necesita y elegirá a los prescindibles, por desempeño o menor confianza. En la Casa Rosada, originalmente, se evaluó cortar toda una franja de cargos jerárquicos y eliminar, por ejemplo, todas las subsecretarías de Estado. Pero era complicado porque las funciones debían pasar a los cargos superiores o inferiores. Se optó por un porcentaje a definir esta semana.

Se preservarán los cargos que por eficiencia, necesidad o confianza cada ministro privilegie. El objetivo es tranquilizar a los ministros: el tema generó tensión entre funcionarios y subalternos.

También se buscará reducir trabajadores que no cumplan objetivos de desempeño y presentismo bajo la modalidad de contratos temporarios por el artículo 9 de la ley de empleo público. Vencen año a año y la mayoría se renueva en forma automática. Hay unos 60.000 en el Estado. El criterio de Ibarra y de Macri es que si cumplen su función, y tienen buen presentismo, deberían continuar.

El desempeño y el presentismo se están midiendo con diversos sistemas dentro del Estado. También habrá un plan de reducción de empleados de planta permanente a través de retiros voluntarios y jubilaciones.

El empleo público, en la mira

Reuniones por separado: Los pedidos de ajuste en los distintos ministerios se negociarán por separado con los responsables de cada área de gobierno

Tres negociadores: El jefe de Gabinete, Marcos Peña; el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui, y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, negociarán los recortes con los ministros

Centenares de bajas: Si se respeta en todas las áreas el porcentaje de recorte que va del 15 al 20%, se reducirán entre 450 y 600 puestos políticos

Empleados contratados: Está en agenda una baja en la cantidad de empleados contratados bajo el artículo 9 de la ley de empleo público, que serán evaluados por desempeño y presentismo.

fuente: Mariano Obarrio – La Nación

La ciencia explica por qué le sigues dando play a la misma canción

Legítimamente tengo un problema con escuchar una y otra vez el mismo tema. Contacté a un maestro de música y estudioso del cerebro para encontrar respuestas.

Tengo un problema. Escucho hasta el cansancio las canciones que me gustan. En mi defensa puedo decir que seguramente tú también lo haces. Puedes darte cuenta que caes en lo mismo cuando olvidas cuántas veces has apretado el botón de ‘repeat’, la canción se queda en tu mente y decides que la única forma de sacarla de ahí es escuchándola a todo volumen con audífonos o con bocinas hasta que te hartes. Suelo clavarme con una canción, juego con sus diferentes partes en mi mente, y después siento el irresistible impulso de separar cada una de sus capas una y otra y otra vez. Y luego otra vez.

Preocupados y, en ocasiones visiblemente frustrados, amigos y colegas me han hecho recapacitar sobre que sí, en efecto tengo un problema. Afirman que les arruino las canciones, y a mí mismo, escuchándolas tantas veces. Y es verdad: para que una canción forme parte de mi lista de reproducción la someto a un intenso período de prueba de, al menos, cinco a diez reproducciones consecutivas. Pero ya que mis amigos y colegas no tienen idea de lo que hablan, y yo reconozco filosóficamente que sólo sé que no sé nada, decidí averiguar qué tan poco saludable es el spam musical en realidad. Para ello, le pregunté a alguien experto en la materia y quién mejor que Peter Vuust, profesor de la Royal Academy of Music en Aarhus, Dinamarca, y líder de lo que se conoce como Center for Music in the Brain (Centro para la Música en el cerebro).

Peter es, objetivamente, una persona inteligente. En especial cuando se trata de música y/o el cerebro. Y además también toca jazz.

Noisey: Hola Peter. Me han dicho que escucho canciones hasta el hartazgo, lo cual se ha convertido en la fuente de gran angustia para la gente a mi alrededor (principalmente mis colegas). ¿Qué sucede en mi cerebro cuando escucho una canción?
Peter Vuust: La razón por la que nos gusta escuchar música y sentir el deseo de repetir canciones probablemente se deba a que afecta el sistema de recompensa de nuestros cerebros. Se trata de un sistema biológico que nos recompensa por hacer cosas vitales para sobrevivir. Por eso nos sentimos un poco “drogados” cuando ingerimos alimentos, y un poco más cuando tenemos sexo. Es la manera en que la naturaleza y la biología se aseguran de que repitamos las cosas necesarias para sobrevivir.

El sistema de recompensa hace que la música sea, quizás, el producto artístico que reutilizamos más tiempo. Después de todo, pocas veces vemos una película o leemos un libro más de dos o tres veces, pero cuando se trata de música podemos escucharla una y otra vez. La música también es la forma artística con más repeticiones.

¿Entonces qué sucede con mi biología que le ha hecho creer a mi cerebro que necesito escuchar “Rockstar” de Post Malone entre cuatro y seis veces al día para sobrevivir?
Es difícil explicar, pero sabemos que la música afecta nuestro sistema de recompensa. La forma en que lo hace varía de individuo a individuo; la música “pone” más a unos que a otros. Hay gente que no siente nada con la música; se ha documentado que sus sistemas de placer no registran ninguna actividad. No hay música que les agrade, y no pueden entender por qué otras personas invierten tiempo en ello. Por el contrario, hay gente que se le eriza la piel cuando escucha su tipo de música favorito. Sabemos que la dopamina —la droga natural del cerebro— regula todo esto. También existen drogas que funcionan liberando más dopamina en nuestros cerebros.

¿Qué tipo de narcóticos equivalen a escuchar música, en términos de dopamina?
La música tiene la increíble habilidad de colarse en nuestros mecanismos de supervivencia. Un poco como la cocaína. Pero los narcóticos afectan el cerebro en diferentes formas. Sabemos que cuando se consume cocaína, anfetaminas y ese tipo de drogas, el cerebro se inunda de dopamina. Pero sus efectos varían mucho, o eso he escuchado de personas que han experimentado con estas drogas. Y por lo que he leído. No es algo que haya experimentado personalmente, así que es difícil compararlo específicamente con la música.

¿Qué me hace querer escuchar la misma canción sin cesar?
En ese aspecto eres un poco especial. Podríamos decir que eres un poco adicto, como todos lo somos con la comida. Sin embargo, la “adicción” a la comida puede resultar dañina.

¿Como si tuviera un deseo crónico de McDonald’s?
Exactamente. O como si tuvieras frente a ti un recipiente con dulces y no pudieras dejar de comerlos, inclusive cuando ya estás satisfecho. Lo mismo ocurre con la música o las drogas. No necesitas todo esto para sobrevivir, pero se logra colar en nuestros sistemas. El aspecto positivo de la música es que no amenaza nuestro sentido de supervivencia.

¿Qué pasa cuando inevitablemente me harto de un track?
Si escuchas algo muchas veces se deposita del otro lado del espectro, y dejamos de aprender algo nuevo. Nuestros sistemas biológicos son hipersensibles en este aspecto. Quizás dicho espectro es mucho más amplio que el de tus amigos y colegas, lo que significa que te toma más tiempo darte cuenta que ya no estás aprendiendo algo nuevo.

Mmmh, ¿y no podría ser que en realidad aprendo más cosas que ellos?
Los músicos son mucho más sensibles a los cambios de sonido por minuto que las demás personas. También cabe la posibilidad de que eres bueno obteniendo mucha información de la música.

Sí, eso me gusta más. ¿Pero qué sucedería si odio a Nickelback y me obligan a escuchar “How You Remind Me” cien veces? ¿Le agarraría el gusto?
Lo que nos gusta también depende mucho de quiénes somos. Por ejemplo, yo soy académico pero también soy músico profesional y profesor de música. Es más fácil para mí decir que me gusta la música clásica que decir que me gustan los Beatles, a diferencia del resto de mis amigos. Todos contamos con la necesidad de identificarnos con ciertos grupos y la música es una herramienta importantísima para lograrlo. Cuando somos jóvenes, vamos a festivales. En ese contexto, la música es una forma de demostrarle al mundo que somos libres y estamos listos para la fiesta. Casi siempre es algo de lo que no estamos conscientes. Lo que significa que podrías escuchar a ese tal Nicko… ¿Cómo dijiste?

Nickelback.
Cuando hay un grupo de música que todo mundo odia, la situación se vuelve una cuestión de los grupos sociales a los que pertenecemos. Es un asunto biológico, pero también sociológico y psicológico.

¿Por qué las personas tienen hábitos diferentes para escuchar música?
Todos usamos la música de formas muy distintas. Algunas personas forman parte de clubes de ópera o van a escuchar ópera juntos. Otros van a partidos de futbol y entonan cánticos en el estadio. Nuestros cerebros son diferentes. Somos igual de diferentes en el interior que en el exterior.

Oh. Ok. ¿Y qué tipo de música escuchas tú, personalmente?
Escucho jazz y música rítmica. En este momento estoy escuchando el álbum Hand Jive del guitarrista John Scofield. Lo había escuchado un poco en los 90 cuando salió, pero no demasiado.

¿Existe tal cosa como un hábito dañino por escuchar música?
La música se ha usado como tortura. Por ejemplo, en Guantánamo reproducen una secuencia interminable de heavy metal a los prisioneros, lo cual es realmente incómodo desde el punto de vista cultural y biológico. Personalmente, no creo que haya buena o mala música.

Publicado originalmente en VICE.com – Por Alfred Maddox

El Gobierno dispuso un “blindaje cibernético” en la AFIP para evitar filtraciones de datos

Por decreto nombraron a Sandra Rouget que estaba en la ANSES; también emitieron una larga lista de medidas para frenar filtraciones.

La Sedronar reunió a 200 municipios de Córdoba, Buenos Aires y La Rioja para avanzar en políticas sobre adicciones

El objetivo del encuentro de municipios fue hacer un balance del año y avanzar en una agenda común de cara a 2018. Su titular, Juan Carlos Mansilla, destacó: “Es la primera vez que el Gobierno nacional aporta un presupuesto específico para acompañar las políticas de drogas a nivel municipal”.

El Congreso prorrogó por cuatro años la ley que suspende desalojos en tierras indígenas

La Cámara de Diputados cumplió este miércoles con un fuerte reclamo de las comunidades originarias y convirtió en ley, por unanimidad, la tercera prórroga de la Ley 26.160, que suspende los desalojos en tierras habitadas por indígenas hasta tanto el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) culmine el relevamiento catastral.

Fuerte rechazo al voto electrónico: especialistas le recomendaron a Macri aplicar la boleta única en papel

Integrantes de diferentes organizaciones le enviaron una carta al Jefe de Estado, que buscará reformar el sistema electoral.