El religioso estaba al frente de un templo en la localidad de Las Perdices. Fue acusado por al menos cuatro casos de abusos sexuales entre 2009 y 2010. Entre las víctimas figuran dos que por aquél entonces eran menores.

POSADAS, y CÓRDOBA. Un pastor evangélico oriundo Eldorado, Misiones, fue detenido a principios de este mes en la provincia de Córdoba, acusado de al menos cuatro casos de abusos sexuales que habría perpetrado años atrás mientras ejercía sus funciones religiosas.

El acusado, que fue identificado como Víctor Paredez, residía en la localidad de Las Perdices, donde se encontraba al frente de la representación del culto conocido como Asociación Civil Iglesia Biblia Abierta Misiones Globales, según confirmaron fuentes judiciales de Villa María.

En principio el pastor misionero afronta cargos por los presuntos delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado y reiterado, y corrupción agravada por hechos registrados entre 2009 y 2010, cuando dos de las presuntas víctimas contaban con 9 y 13 años.

El fiscal de Villa María, René Bossio, dijo que “la causa está en plena investigación. Hace una semana que estamos investigando. Se ordenó la detención de esta persona (por el pastor)”, en declaraciones a la radio Vos 103.5, de Córdoba.

De acuerdo con distintos medios de la provincia mediterránea, Paredez sería indagado mañana por el fiscal interviniente, en tanto se supo que otro de los casos protagonizados por el religioso habría sido divulgado por el padre de una delas víctimas redes sociales.

Se trata de un hombre y su hijo que aseguraron al portal Telediario Digital, de Río Cuarto, que también habrían sido víctimas del pastor. El mayor dijo que “pasaron nueve años y medio desde lo ocurrido. En ese entonces, yo había sido abusado sexualmente. Cuando nos enteramos que mi hijo confesó haber sido violado a los 11 años por el pastor, hicimos la denuncia”.

Paredez fue detenido el pasado 2 de este mes en su casa de Las Perdices, cercana a la iglesia en la que daba sus sermones. No opuso resistencia en el momento que las esposas cercaron sus manos enlazadas señaló el diario la Voz.

De acuerdo con la misma publicación, los dos hijos y la esposa del religioso, también pastores de la misma iglesia, miraban con asombro lo que sucedía, según relataron quienes participaron de este operativo. Antes de la captura, los uniformados policiales allanaron la casa y secuestraron su teléfono celular y su computadora.

fuente: lavozdemisiones