La niña de 12 años embarazada de gemelos que se encontraba internada en el Hospital Materno Neonatal de Posadas ya fue dada de alta y regresó a Eldorado, la ciudad de donde es oriunda. Así lo confirmaron a El Territorio las distintas fuentes consultadas.

La menor, que cursa 19 semanas de gestación, deberá volver a la capital misionera dentro de tres semanas para realizarse los controles necesarios, debido a la complejidad de su embarazo.

Tal y como habían explicado anteriormente desde el Neonatal, trabajarán de manera conjunta con el Hospital Samic de Eldorado durante el período de gestación.

Además, teniendo en cuenta el riesgo que contempla su embarazo debido a su condición gemelar y a la corta edad de la niña, tendrá cuidados especiales que abarcan pautas nutricionales, seguimientos ecográficos, análisis más periódicos, aportes de vitaminas y vacunas.

Es que en cuanto a su salud y a la de los bebés que está gestando, el mayor peligro radica en la prematurez, entre otras complicaciones como hipertensión y mayores tasas de cesáreas, “más allá de los aspectos psicológicos que le causa a una niña de 12 años”.

Por eso, en casos de embarazo adolescente, además de informar a las autoridades judiciales pertinentes, desde la medicina se sigue un protocolo mediante el cual la paciente ingresa en un circuito de tratamiento específico debido al riesgo que significa.

Caso judicializado

La situación salió a la luz esta semana a través de este medio, que supo que una vecina del barrio Roulet de Eldorado había hecho la denuncia ante Acción Social del municipio, dado que la niña vivía sola con un hombre de 28 años.

La Justicia intervino y ordenó la detención del hombre en cuestión, quien hoy se encuentra en calidad de prófugo, aparentemente en la provincia de Corrientes. Por estas horas el Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado lleva la causa bajo la carátula de abuso sexual calificado y podrían seguir apareciendo más agravantes que comprometan la situación del hombre de 28 años, que podría purgar hasta 20 años de cárcel.

La nena cumplió 12 años en enero último, es decir que tenía 11 años cuando fue abusada y embarazada, ya que el tiempo de gestación que tiene es de casi cinco meses.

Actualmente se encuentra bajo el cuidado de su hermana mayor, ya que la madre de la nena, Miriam, se desligó de las responsabilidades que le competen. “Tengo miedo, estoy preocupada, según lo que me dijeron, si le pasa algo a ella, yo voy a caer presa. No quiero caer adentro por una cosa que la guaina se encaprichó. Quiero que él esté preso y pague todo el daño que le hizo a mi guaina por abusar de ella, que es menor de edad”, dijo la mujer a este matutino. Además argumentó que el hombre era novio de la menor, pese a que ella misma se opuso a esa relación.

No obstante, vecinos del barrio Roulet señalaron que la mujer le pedía plata al hombre a cambio de su hija.

fuente: elterritorio.com.ar