Los representantes de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA) y la Unión de Sindicatos de la Industria de la Madera de la República Argentina (USIMRA), sellaron el acuerdo con el cual se confirmó que se pagará el Bono de Fin de Año para los trabajadores de la industria de la madera en 4 mil pesos.

El abono se realizará en tres cuotas; durante la primera quincena de diciembre se pagarán los primeros 2000 pesos, luego vendrá una segunda cuota de 1000 pesos en la segunda quincena de enero, y finalmente se completará el total con los 1000 pesos restantes durante la segunda quincena de febrero.

Además, informaron que se otorgará un incremento del 4%, a pagarse a partir de la segunda quincena de abril de 2019, con lo que se redondea el aumento de un 32% anual.

Al respecto, el secretario general del Sindicato Obreros de la Industria de la Madera (SOIME), Domingo Paiva opinó que el bono de fin de año “es sólo un paliativo para los trabajadores de la industria de la madera, pero es lo que pueden cumplir las empresas, y lo abonarán en tres cuotas. En paralelo, sigue el aumento por la actualización del salario”.

Desde USIMRA se pedía el cumplimiento del pago del Bono de Fin de Año ante la pérdida del poder adquisitivo que enfrentan los operarios, además de una apertura de paritarias para una actualización salarial frente a la inflación. “Estamos por debajo de los 10 puntos”, aseguró Paiva.

fuente: misionesopina