A través de la circular 21/18, la secretaria administrativa y de superintendencia del Superior Tribunal de Justicia, se informó a juzgados, tribunales penales, Cámaras de Apelaciones y la Secretaría de Apoyo a Investigaciones Complejas (SAIC), que el personal policial y penitenciario que se encuentre adscripto y/o afectado –excepto el personal que presta el servicio de vigilancia-, deberá retirarse de las dependencias judiciales.

A través de la circular 21/18, la secretaria administrativa y de superintendencia del STJ (Superior Tribunal de Justicia), se informó a juzgados, tribunales penales, Cámaras de Apelaciones y la Secretaría de Apoyo a Investigaciones Complejas, que en el plazo de 48 horas, el personal policial y penitenciario que se encuentre adscripto y/o afectado –excepto el personal que presta el servicio de vigilancia-, deberá retirarse de las dependencias judiciales. Se trata de los policías y penitenciarios adscriptos/afectados que no cumplan con lo dispuesto en la Acordada nro. 39/2004 en todas sus partes. La orden del STJ, que fue notificada al Ministeriod e Gobierno de la provincia, a la Jefatura de la Policía y a la Dirección del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) se deberá hacer efectiva en un plazo de 48 horas de recepcionada la circular. Según fuentes de MisionesCuatro, la medida buscaría terminar con la práctica de algunos uniformados, que, gracias a una suerte de “padrinazgo político”, habían logrados ser adscriptos a órganos judiciales. Así, se desempeñaban de lunes a viernes, sin cumplir con el régimen habitual de 48 por 24, es decir, 48 horas de guardia por 24 de descanso.

fuente: misionescuatro