El viernes 6 de julio en el Parque Provincial de la Araucaria (San Pedro), dirigentes y delegados gremiales del sector Guardaparques, nucleados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA-Autónoma), protagonizaron una reunión en la cual se desplegó una amplia agenda temática.

“El orden del día contuvo varios temas importantes para los trabajadores de las Áreas Protegidas de Misiones y para la vida democrática gremial. Se abordó en primer lugar el estado de Situación de los trabajadores del Sector y sus necesidades en materia salarial, de equipamiento e higiene y los emergentes de salud laboral; la necesidad de lograr una audiencia con las Autoridades Provinciales para transmitir las necesidades del sector; los ilegales descuentos de haberes y los procesos judiciales iniciados; los avances de en los Proyectos de Ventana Jubilatoria y Estatuto para el Cuerpo de Guardaparques de Misiones, se trataron el tema de las próximas elecciones de delegados del sector y de la Central de los Trabajadores del Estado” informaron los delegados de ATE tras la reunión.

Entre las cuestiones actuales, el sector manifiesta su preocupación por “la situación personal y económica de los trabajadores. La profundización del ajuste económico a nivel país (que en sector lleva ya muchos años) hoy día llega al extremo en que los trabajadores no logran cubrir las dos ollas que deben mantener en simultáneo (la de la familia y su destacamento) no pudiendo cubrir sus necesidades básicas; a la postre estando asignados a unidades de trabajo que no cuentan con las condiciones mínimas de habitabilidad (Parques Olvidados en palabras del Jefe de Planificación): sin agua apta para el consumo humano, sin energía eléctrica, sin botiquines de primeros auxilios o vehículos en condiciones para el trabajo; sin indumentaria, equipo de campaña o de seguridad” señalaron.

En el análisis también surgió “la situación laboral, el sistema laboral y el contexto del mismo en relación a los emergentes de Salud de los trabajadores de las Áreas, en el marco de las Enfermedades como dengue y lesmanhiasis, los numerosos casos de enfermedades psicológicas, adicciones, el evidente malestar y fastidio de los trabajadores por la indiferencia institucional ante la situación, que hasta incursiona en el revanchismo o coerción para ocultar su inoperancia. La incidencia de esta trama decadente como profundiza el ausentismo por enfermedades que ya llega al 11% de los trabajadores en situación de revista, o la renuncia y búsqueda de otros horizontes laborales más estimulantes, de mayor valoración del personal o más lucrativos”.

fuente: genciahoy