El presidente de Electricidad de Misiones afirmó que la empresa sobrelleva el impacto de una “desinversión que hubo en los últimos años”, aunque no dio nombre de ningún responsable de esta situación. Advirtió que cualquier incremento implementado por Nación causará “inconvenientes” a la compañía.

“La desinversión que hubo en los últimos años, la sufrimos hoy”, dijo este miércoles el presidente de Electricidad de Misiones (Emsa), Guillermo Aicheler, en diálogo con la prensa. Consultado por los autores materiales que retiraron ese capital invertido, el funcionario afirmó: “yo no vine para investigar, vine a mirar al futuro”. Asimismo señaló que la compañía está “recuperando trabajo, imagen, esfuerzo y ganas de hacer cosas” durante su gestión. También abrió el paraguas ante la posibilidad de nuevos tarifazos al advertir que cualquier incremento implementado por el gobierno nacional causará “inconvenientes” a la empresa provincial. “Si viene un aumento de Nación, no sé si podremos hacer algo. Tendremos inconvenientes con cualquier incremento que venga. La gente no tiene dinero, es una realidad que estamos viviendo”, aseveró Aicheler. Con respecto a los pagos a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa), el titular de Emsa dijo que los costos aumentaron de modo considerable. Se trata de una empresa que integran representantes privados y del sector público. Tiene facultad para administrar ventas, precios y subsidios. Como cifra comparativa mencionó que, al asumir su cargo, pagó la factura de Cammesa de octubre a cien millones de pesos, mientras que ahora el importe a pagar es de 300 millones. “La situación no es fácil, pero depende de los usuarios de la provincia para cumplir con el servicio de energía”, concluyó Aicheler.

fuente: MisionesCuatro.com