Un informe de la Universidad Católica (UCA) reveló que el 48,1 por ciento de los niños y niñas de la Argentina vive en condiciones de pobreza y que un tercio de ellos debe asistir a comedores comunitarios para alimentarse. La investigación precisa además que solo el 38,5 recibe los 1577 pesos que el Gobierno les da en concepto de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

El Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la UCA destacó que el 28,1 vive en hogares con necesidades básicas insatisfechas y que, como consecuencia de ello, el 33,8 por ciento desayuna, almuerza y merienda en comedores escolares o de organizaciones barriales.

El estudio de la UCA realizado tras un relevamiento en 5700 conglomerados urbanos precisó también que los chicos y chicas de hasta 17 años que viven en situación de indigencia alcanza al 10,2 por ciento medidos en términos de ingresos de sus familias, y que el 22,5 vive en condiciones de hacinamiento.

En cuanto al hábitat, el informe reveló que el 51,3 por ciento de los niños, niñas y adolescentes de todo el país vive barrios con severos índices de contaminación ambiental y problemas de saneamiento. La zona más afectada es el Conurbano bonaerense, donde la pobreza llega al 54,2 por ciento.