En la mañana de ayer miércoles 27 de junio, la plaza 9 de Julio fue escenario de una nueva acción de lucha de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en demanda de la reincorporación de las y los 17 trabajadores que en Misiones fueron despedidos de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF). Estuvieron presentes representantes de la Coordinadora Provincial de Trabajadoras/es en Lucha, y de otras organizacione , como Productores Independientes de Piray (PIP), el Partido Obrero, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la CTA-Autónoma y Marea Blanca. Previo a esta actividad, en la sede del Consejo Directivo Provincial de ATE, se llevó a cabo una audiencia entre delegados y delegadas de ATE en la SAF y el Coordinador Provincial de la Secretaría de Agricultura Familiar en Misiones, Jerónimo Lagier. Participó de esta reunión el Secretario General de ATE Misiones, César Fariña.

“En esta fecha, el Día del Trabajador del Estado, al igual que el año pasado, estamos acompañando fuertemente a los trabajadores de la Agricultura Familiar, y decimos que esta lucha no va a cesar hasta que se reincorpore a los compañeros despedidos y se dote al sector de un presupuesto acorde para poder funcionar. El gobierno nacional viene vaciando la Secretaría de Agricultura Familiar con la clara intención de beneficiar a un modelo que beneficie a unos pocos, a las importadoras, los pooles de soja, las mineras y los terratenientes del campo, y al mismo tiempo someter a los pequeños campesinos a un abandono sistemático” indicó Fariña.

A la hora de referirse a la actualidad de los trabajadores estatales, el dirigente señaló que “Necesitamos que se rediscuta lo salarial, le decimos al gobierno provincial que es totalmente ese 10% otorgado. La situación del trabajador del Estado se ha ido agravando, desde años se está perdiendo dramáticamente el poder adquisitivo y en la provincia el gobierno provincial mantiene la precarización laboral en todos los ámbitos. En el contexto nacional actual, de las políticas de ajuste, esto se agrava”

Por la reincorporación

Durante el acto en la plaza 9 de Julio, el cuerpo de delegados de ATE en la SAF dialogó con los medios de prensa y visibilizó tanto el conflicto por el que vienen atravesando, como parte de la labor cotidiana que realizan, esto último a través de la exhibición de semillas, fotografías y folletería alusiva.

La primera oradora fue la delegada Gabriela González, quien responsabilizó al Estado por “habernos tenido y tenernos en la precarización y la incertidumbre, para despedirnos sin haber hecho ninguna evaluación de desempeño y sin causas. Le hemos pedido a las autoridades que nos expliquen las razones de los despidos y no hemos tenido respuestas en ningún momento. Hoy volvimos a pedirle al Coordinador por la reincorporación y una mesa de diálogo para analizar el trabajo de los compañeros despedidos, pero negó estas posibilidades y dijo que se van a analizar las reincorporaciones en función de supuestos programas que van a llegar. Este discurso ya lo conocemos, porque el coordinador anterior, Walter Kunz también tenía un discurso que nos decía que todos íbamos a ser felices con la Agricultura Familiar y fue quien terminó haciendo el listado de los despidos. A los trabajadores que seguimos trabajando, nos cuesta mucho ir a trabajar y no ver a nuestros compañeros con los que hemos trabajado entre 9 y 21 años, no es fácil. Hemos compartido proyectos, hemos construido la feria franca de las provincias, la red cañera de las provincias, y muchas construcciones más, hemos caminados las chacras y trabajado para los agricultores recuperen la tierra, y sin embargo nos despiden, es una vergüenza, es un gobierno que viene por todo”.

Posteriormente tomó la palabra el ingeniero despedido de la SAF, Raúl Gorriti, que recordó que en tras 21 años de trabajar en Agricultura Familiar, siempre lo hizo bajo precarios contratos. “Fueron muchos años de pelear contra los anteriores gobiernos. Doce años estuvimos peleando desde ATE con el anterior gobierno para pasar a planta permanente, para estar asegurados. Y año tras año no logramos que nos pasen, y le dejaron servidos a estos oligarcas que gobiernan ahora para que nos despidan”.

Gustavo Sendín, delegado de ATE en SENASA, tomó la palabra para expresar que “este gobierno no tiene contemplación por nada, han tocado las bases de la Agricultura Familiar donde se producen los alimentos, ha tocado al SENASA donde se verifica la calidad de los alimentos que se llevan a la mesa familiar. Pero le sacaron las retenciones al trigo, al girasol, bajaron la retención a la soja, es decir, del campo de los terratenientes se ocuparon muy rápidamente”.

Acto seguido, en representación de la CCC y de la Coordinadora Provincial de Trabajadoras/es en Lucha, Graciela de Melo manifestó que “es muy importante estar al lado de los compañeros despedidos, de los miles de despedidos que se está cobrando este gobierno. Tenemos que unir fuerza para dar pelea a este gobierno que viene a arrebatarnos todas las conquistas de nuestro pueblo”.

Virginia Villanueva, del Partido Obrero, sostuvo que “los trabajadores argentinos tenemos historia de enfrentar despidos, de enfrentar ataques a nuestras condiciones laborales. El gobierno de Macri vino para beneficiar a los grandes capitales a costa de nuestros puestos de trabajo, de nuestras cajas previsionales, y para eso cuenta con el apoyo de los misioneristas como Clooss, Rovira, y Passalacqua, que hablan mucho a favor de la vida pero son incapaces de garantizarle la supervivencia a un trabajador”.

Juan Duarte, del Productores Independientes de Piray (PIP), “los compañeros de Agricultura Familiar, que fueron fundamentales en nuestro proceso de lucha que nos permitió expropiarle 600 hectáreas a Arauco, hoy no tienen financiamiento para trabajar, para ayudar a nuestros productores a sacar adelante sus cosechas. Desde el PIP estamos apoyando a los compañeros despedidos, pidiendo su reincorporación y repudiando el vaciamiento”.

Luego, Jorge Duarte, de CTA-A, dijo que “el trabajo que vienen haciendo quienes fueron despedidos tiene que ver con la vida, no solo de los trabajadores estatales sino con la vida de miles y miles campesinos”.

El trabajador de la SAF, Raúl “Pelu” González, finalmente, cerró agradeciendo a los presentes y reclamando el cese de los despidos, “pase a planta permanente, estructura para funcionamiento y presupuesto para la Agricultura Familiar”.

De este modo, la ATE completó un nuevo capítulo en la tenaz lucha que viene sosteniendo el gremio en la defensa de la Agricultura Familiar tanto en Misiones como en el resto del territorio nacional.

fuente: yamisiones