Eldorado. Con el tradicional desfile por las calles céntricas de la ciudad comenzó la XX Edición del Festival de Títeres más antiguo de Misiones.

Las posibles lluvias, que hicieron dudar hasta último momento de que se realizara la apertura, conspiraron contra la organización al deber suspender las visitas de las eescuelas que simpre participan de la apertura.

“Es una Lástima, decía Omar Holz, principal impulsor del festival, ya que desde las escuelas nos preguntaban si se hacía la apertura, y no sabíamos que contestarles. Ante la duda les dijimos que no vinieran porque probablemente lloviera.

No obstante ello numeroso público se acercó a la inauguración en la Plaza Sarmiento y acompañó a los participantes de la recorrida habitual.

“Increíble ¿No?

Esas fueron la palabras de Holz al ser preguntado si cuando empezó el festival esperaban llegar a la XX edición.

“El Tatá es el más viejo de la provincia en cuanto a festivales de títeres. A partir de éste se organizaron otros posteriormente como el Tatá Verá. Cuando empezamos recuerdo algunas de las cosas que debíamos hacer para atender a los elencos que participaban y el esfuerzo que ello significaba. Y es increíble ¿No? Que hayamos llegado a la XX edición”, comentó.

Si bien recalcó el acompañamiento de la población de Eldorado, reconoció que el presente festival es diferente a los demás.

“Es difícil comparar las expectativas con los festivales anteriores; cada año es diferente. Pero al ser este el número 20 queríamos que fuera especial, tirar l casa por la ventana como se dice. Pero la situación por la que atraviesa el país no nos permitió hacerlo. Nos llena de dudas porque la gente acompaña pero a muchas familias, pese a los precios accesibles, les va a costar mucho pagar varias entradas a espectáculos. Pero lo importante es que el festival pudo sostenerse y llevarse a cabo”, explicó. “pero uno de los que queríamos que estuvera presente en éste Festival es Marcelo Fernández por todo lo que el significa para el Tatá: estuvo en el primer festival, fue quien creó el presentador del festival, y organizamos muchas cosas con él”, culminó.

“El Tatá es un ícono de los Festivales de Títeres”

Las palabras corresponden a Marcelo Fernández, un participante habitual del festival, que desde un primer momento estuvo presente en ellos.

“Fui uno de los primeros invitados al Tatá. Para mio es un gusto venir a Eldorado porque el Tatá es un ícono de los festivales. Es la quinta vez que vengo y lo hago por placer porque para quienes, como es mi caso andamos por todos lados es impagable venir a compartir con Omar y Luisa estos momentos”, dijo.

Rescató la vigencia del festival: “Imaginate que yo vivía en Buenos Aires – actualmente vive en Salsipuedes, Córdoba – y habíamos organizado un festivl que se llamaba “El festival de la Lumbrí”, y solo pudimos hacer tres ediciones. Por eso que se haya llegado ya a 20 ediciones acá es un logro por sí sólo, y que es necesario rescatar”.

Fernández forma parte del grupo “Los Bufones” integrado por él y Meli Abramovich que en ésta oportunidad no lo pudo acompañar. “Presento una obra que ya llevo haciendo funciones desde hace 28 años: “Lumbrí, una historia de amor”. Allí cuento una historia que tiene que ver con el amor, la amistad, el rescate, y el heroísmo. Además de la obra presento el libro de la historia. Un libro a todo color que se podrá comprar en las funciones”.

El “Tatá Pirirí” comenzará con las funciones el miércoles 13 de junio y culminarán el domingo 17. Además de la sede central de Eldorado existen 4 subsedes: Puerto Esperanza, Puerto Rico, Montecarlo y Campo Grande.

En Eldorado las funciones se llevarán a cabo en el Círculo Médico del Alto Paraná, situado en Calle Paraguay, y el valor de las entradas es $ 150, con abonos de $ 90; y las funciones especiales para escuelas a $ 60.

 

Foto: Miguel Mendieta – El Territorio