Pequeños productores indicaron que tuvieron que vender parte de la hacienda para mantener a flote los establecimientos. Advierten fuertes subas en suplementos alimentarios y medicamentos. Ya hubo despidos.

Pequeños productores ganaderos de Misiones coincidieron en remarcar que la principal problemática que atraviesan se debe a los altos costos de insumos y combustibles.

Es que en algunos casos se vieron obligados a vender parte de la hacienda, e incluso a despedir personal, para mantener a flote los establecimientos.

Al respecto, se manifestó Gabriel José Tarnowski, productor ganadero de Fachinal, quien contó que tuvo que vender 106 terneros por temor a la temporada de invierno que se viene.
“Tenemos que largar la producción de terneros porque subió mucho el grano. Años anteriores era más fácil darles de comer a todas las vacas, este año es más difícil”, expresó Tarnowski a PRIMERA EDICIÓN.

Indicó que en su campo hay entre 250 y 300 cabezas de ganado, cantidad que no pueden superar debido a los altos costos.

“Yo trabajo con mi hija, que es profesora, y entre los dos hacemos el trabajo en el campo. No podemos contratar personal porque no estamos bien económicamente, necesitamos apoyo”, sentenció el productor.

Y apreció que los impuestos “son infernales”.

“La gente se aprovecha de los productores chicos, porque los ganaderos venden barata la vaca, pero la carne de la góndola no baja nunca”, lamentó.

Tarnowski confesó, además, que tuvo que vender una camioneta para dar de comer a las vacas.

“Hay años buenos y malos, ahora estamos haciendo un sacrificio terrible y vamos rotando los animales. La situación económica es la madre de todos los problemas”, remarcó.

Insumos más caros

En consonancia, Marcelo Carvallo, productor ganadero del paraje Tacuaruzú, en el municipio de Profundidad, comentó que tiene en su campo 120 vacunos y 70 ovinos, a los cuales atiende con la ayuda de un peón que lo asiste dos veces por semana.

“No puedo costear más personal porque los números no me cierran. Un empleado en blanco me sale entre 17 mil y 18 mil pesos, además de las cargas sociales. Los costos son altísimos, hoy todo es muy caro, la compra de hacienda está difícil. El 10% de los terneros que producimos es para vender y cubrir gastos”, apuntó Carvallo.

En este sentido, apuntó que los ejemplares que retiene en su establecimiento “deben ser alimentados con un suplemento”, el cual “tuvo un incremento considerable en los últimos meses”.
“La bolsa de alimento de 30 kilos pasó de $180 a $250. Subió 70 pesos por bolsa, es muchísimo. Además, también, aumentaron los precios de medicamentos, antibióticos, antiparasitarios, vitaminas y vacunas”, detalló.

Por ende, Carvallo enfatizó que todo lo que gana, lo debe invertir en el emprendimiento.

“Cuando compré el campo, tuve que hipotecar mi casa porque ningún banco me daba crédito para comprar tierras. Se puede sacar créditos para adquirir un automóvil o una casa, pero no así tierras. Creo que es necesario un apoyo financiero para este fin”, apreció.

Asimismo, Pedro Olexin, productor de Fachinal, se mostró pesimista sobre el escenario del sector: “Cada semana aumenta el combustible y los costos operativos son muy altos. Yo tenía una empresa con 12 empleados y tuve que darlos de baja. Ahora tengo 12 máquinas paradas”, reveló Olexin.

Aclaró que ahora mantiene los campos con la ayuda de su esposa. “Estamos pagando muchísimos impuestos, tenemos pocas cabezas de ganado para vender. El Gobierno tiene que apoyar a los pequeños productores. Si no sos un empresario terrateniente, te va mal”, consideró.

Y opinó que los precios de venta de la hacienda “están muy bajos. “Se vende el kilo de ternera a $29,30, pero cuando uno va a la carnicería a comprar un kilo de costilla, éste no baja de $250”, apuntó.

En contrapartida, el representante de la Asociación Ganadera de Concepción de la Sierra, Hugo Burrafaldi, observó que “la actividad del sector en la provincia avanzó mucho. En los corrales se ven vacas con grandes cuernos y terneros colorados mansos, que son la mejor genética que tiene la provincia”.

Señaló, a su vez, que el tema de los costos es fluctuante y que, a pesar de todo, “es un buen momento. Recién empezaron las heladas y ya queda poco invierno. En agosto comienzan a brotar los campos, así que tenemos la esperanza de un invierno corto”, destacó Burrafaldi.

Alternativas

A todo esto, el presidente de la Sociedad Rural de Misiones (SRM), Pablo Cáceres, indicó que es necesario apostar a diversas alternativas económicas para aumentar las ganancias de los pequeños productores ganaderos.

“Queremos que el productor tenga una alternativa económica, y esto es el ganado. Si bien se necesitan entre tres o cuatro años de engorde para vender el ganado como gordo, existe otra alternativa para vender en menos tiempo. Un productor pequeño puede dedicarse, por ejemplo, a la invernada y puede estar vendiendo hasta 30 cabezas por mes”, sostuvo el dirigente.
Y recordó que otra iniciativa es lograr cubrir el consumo de carne que hay en la provincia. “En Misiones se consume 65 mil toneladas de carne por año. De éstas, solamente 15 mil toneladas se producen en la provincia, mientras que las restantes 50 mil provienen de afuera. En consecuencia, nuestra meta es el autoabastecimiento”, sentenció.

Para lograrlo, advirtió, “se requiere de manera urgente una política ganadera real y concreta”.

“Debemos ir por una sola vía, por eso un equipo técnico está evaluando un proyecto ganadero que se va a desarrollar en muy corto plazo”, concluyó Cáceres.

fuente: primeraedicion