El intendente de Puerto Esperanza se refirió al video que trascendió días atrás, en el que se observa a cuatro policías torturando a cintarazos a un supuesto ladrón, que está sentado y esposado.

“No tienen derecho a hacer eso, en eso estamos de acuerdo, pero a veces hace falta un poco porque la Justicia no funciona como tiene que funcionar. Si la Justicia funciona como tiene que ser, (el presunto delincuente) no iba a estar suelto”, declaró el intendente de Puerto Esperanza, Alfredo Gruber, sobre los cintarazos, tormentos y apremios ilegales cometidos por cuatro oficiales contra un delincuente al que tenían detenido en la Comisaría local.

Para el polémico jefe comunal, la razón de la paliza es porque la Justicia falló y porque el presunto delincuente (todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario) “se encontraba suelto”.

Además, en lugar de repudiar a los uniformados que fueron filmados cometiendo el delito, Gruber se lamentó por “el problema que están teniendo los policías”.

Si el mismo intendente justifica la tortura, qué puede esperarse de un grupo de familiares de los policías que salió a reclamar para que fueran reintegrados a sus cargos, luego de ser pasados a disponibilidad por la Jefatura.

El intendente Gruber precisó que los efectivos sancionados ya fueron reemplazados y que, pese a las manifestaciones de vecinos que pidieron la reincorporación, ahora está tranquilo el municipio.

“Seguridad siempre falta (en Esperanza). Ya trajeron cuatro policías de otro lugar. Está cubierta la situación, pero siempre faltan uniformados”, sostuvo a Misiones Cuatro.

Después se mostró preocupado porque “hay problemas de drogas en Esperanza, no lo podemos negar, a pesar de que se está trabajando muy bien con el tema de combatir el narcotráfico, pero la venta al menudeo sigue en los barrios”.

Asimismo, negó las versiones de que, desde el municipio, se protegía al comisario que fue separado del cargo. “No sé cuál es el motivo por el que nos vinculan, nosotros no tenemos nada que ver con la Policía. La Policía pone su Jefe y nosotros si podemos colaboramos”.

“Algunos medios inventan eso pero no sé porqué. Son chicanas políticas que no vale la pena traer todo eso a la luz, aprovechan el momento, como en este caso, que hubo cambio de agente, decían que Gruber le protege pero nada que ver”, remarcó. Aunque reconoció que “siempre colaboramos” por ejemplo “si hay que ayudar a la Policía arreglando el móvil”.

El comisario trasladado es Rubén García, quien encabezó la investigación del oscuro crimen de Lieni “Taty” Piñeyro, hecho que sigue impune y en el que se sospecha de la participación de los hijos del poder local. “El comisario se fue (del municipio) mucho tiempo y volvió pero no porque nosotros se lo hubiéramos pedido”, sostuvo.

Filmados
Cuatro policías pertenecientes a la Unidad Regional V, que prestaban servicio en la comisaría de Puerto Esperanza, fueron apartados de sus cargos tras ser denunciados y filmados golpeando a un detenido esposado, sospechoso de robo. Un video fue viralizado en redes sociales y se los muestra cometiendo “apremios ilegales”.

Fueron pasados a disponibilidad, se encuentran en libertad pero imputados por el hecho.

El fiscal de Instrucción 3, Horacio Gabriel Paniagua, solicitó que la Dirección de Cibercrimen de la Policía de Misiones analice una copia del video e intente capturar rostros y mejorar la calidad para intentar un cotejo indiciario. Los cuatro imputados declararon la semana pasada ante el juez de Instrucción 3, Martín Brites, y negaron ser los autores del hecho.

Para ampliar la claridad de la investigación, podría solicitarse a la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (SAIC) del Superior Tribunal de Justicia, una pericia de similares características.

La exención de prisión, concedida por el juez Brites, no fue modificada para ninguno de los cuatro sospechosos. No obstante, la imputación continúa provisoria por los delitos de “apremios, vejaciones y amenazas”.

fuente: primeraedicion