Los precios finales de las naftas y gasoils aumentarán a partir del sábado hasta 5,0% y 4,5% en todo el país como parte de la reformulación del Acuerdo de Estabilidad de Precios que alcanzó a comienzos de mayo el Gobierno nacional con las empresas YPF, Shell y Pan American Energy, informó esta noche el Ministerio de Energía al agregar que adicionalmente a partir de julio se dispondrá otro aumento de hasta 3%.

Los precios finales de las naftas y gasoils aumentarán a partir de mañana hasta 5,0% y 4,5%, respectrivamente, en todo el país como parte de la reformulación del Acuerdo de Estabilidad de Precios que alcanzó a comienzos de mayo el Gobierno con las empresas YPF, Shell y Pan American Energy. Así lo informó esta noche el Ministerio de Energía al agregar que adicionalmente a partir de julio se dispondrá un aumento de hasta 3% para todas las naftas y gasoils comercializadas en el país. El anuncio forma parte de las negociaciones encaradas con los productores y refinadores de petróleo crudo y comercializadores de naftas y gasoils en el país, para morigerar el impacto en los precios finales de estos combustibles del incremento de costos de la industria. “A partir de mañana los precios finales de las naftas y gasoils aumentarán hasta 5,0% y 4,5% en todo el país”, comunicó la cartera energética, lo que incluirá el aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono del 6,7% dispuesto por la AFIP a partir de hoy. Adicionalmente, se dispondrá “un aumento de hasta 3% para todas las naftas y gasoils comercializadas en el país a aplicar en julio del corriente año”. El gobierno había promovido a comienzos de mayo un acuerdo ente productores y refinadores para mantener el precio de los combustibles líquidos por 60 días, a partir de los cuales las petroleras podrían recuperar las diferencias por eventuales aumentos a los largo del segundo semestre. Para ese cálculo de costos se ponderaba particularmente el precio del crudo de referencia internacional Brent, la tasa de cambio y el costo de los biocombustibles. Ahora, adicionalmente a la suspensión ya implementada de los aumentos de precios durante mayo, se limitará el traslado a precios de los mismos durante los meses de junio y julio según las pautas acordadas hoy. Los productores de petróleo crudo “acompañarán este esfuerzo limitando los precios de la compra-venta de su producción en el mercado interno durante los meses de mayo, junio y julio del corriente año”, explicó la cartera energética, por lo cual dicha limitación será motivo de un Acuerdo a suscribir. A consecuencia de la mesa de diálogo que sostenía el Gobierno con las petroleras desde ayer, el Acuerdo de Estabilidad de Precios con Cuenta Compensatoria firmado el 8 de mayo con las empresas YPF, Shell y Pan American Energy fue “reformulado” teniendo en cuenta los nuevos términos pactados hoy. “En los próximos dos meses continuaremos monitoreando la evolución del mercado para evaluar la continuidad de este acuerdo, su eventual modificación efectuar las compensaciones que el mismo requiera”, aseguró el cartera que conduce el ministro Juan José Aranguren. La negociación inicial impulsada a comienzos de mayo buscaba amortiguar los efectos de los aumentos del precio internacional del crudo y el movimiento del tipo de cambio en el precio local de los combustibles y “contribuir a la estabilización en el corto plazo de los precios de la economía”, se aclaró oportunamente. Hasta hoy los precios de referencia más bajos del mercado son los que expone YPF en la ciudad de Buenos Aires y que se ubican para la nafta súper en 25,24 pesos por litro, la nafta premium 29,28 pesos, el gasoil común a 22,5 pesos y el premium a 25,70 pesos. En lo que va del año, las empresas aplicaron tres aumentos de precios en sus combustibles que acumularon un incremento en promedio de 12 por ciento, con variaciones según las marcas y los tipos de productos. Desde el primero de enero rige la libre disponibilidad de las petroleras para fijar los precios de los combustibles en función de las variaciones de mercado, a pesar de lo cual el año pasado lograron incrementar en torno al 30% sus precios, varios puntos arriba de la inflación. De acuerdo al Ministerio de Energía, las ventas por bandera durante el primer cuatrimestre fueron del 55 por ciento para YPF, 22 por ciento para Shell, 12 por ciento Axion (PAE), 6 por ciento Pampa, mientras que el porcentaje restante está atomizado.

fuente: MisionesCuatro.com