Analizarán una propuesta opositora para reducir temporalmente el IVA sobre las tarifas de servicios públicos, según confió Federico Pinedo al cabo de una reunión que el oficialismo mantuvo con el ministro Aranguren.

El Gobierno nacional dejó abierta la posibilidad de aceptar una propuesta alternativa referida a las tarifas, surgida desde el seno de gobernadores de la oposición. La misma consistiría en una baja de impuestos que podría instrumentarse en los valores de las tarifas, que estarían dispuestos a ceder tanto los gobernadores como la Nación.

La novedad surgió al cabo de una reunión de una hora y media que mantuvo este lunes el ministro de Energía, Juan José Aranguren, con el interbloque Cambiemos del Senado en oficinas del bloque radical, destinada a que el funcionario brindara detalles del costo fiscal del proyecto opositor para retrotraer tarifas, que cuenta con media sanción de Diputados.

La reunión terminó pasadas las 20.30, y el ministro se retiró por otra puerta sin tomar contacto con la prensa. Sí lo hizo el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, quien confirmó que el funcionario les había brindado detalles de la propuesta que aprobó la Cámara de Diputados, cuyo costo fiscal estimó en 75 millones de pesos, según estableció la Oficina de Presupuesto del Congreso, “más un adicional de devolución del dinero para atrás, que no estaba previsto”.

Luego Pinedo calificó como “novedad” la propuesta elevada este lunes al presidente Mauricio Macri por el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. La misma “es similar o parecida a la que elaboró el senador (Miguel) Pichetto a través de un proyecto de ley, y también el gobernador (Juan) Schiaretti ha hecho una propuesta semejante”, y consistiría en una baja de impuestos nacionales sobre las tarifas, que morigeraría el impacto de los aumentos.

Así las cosas, el senador indicó que “el Gobierno lo va a evaluar, y vamos a oír (este martes) lo que tengan que decir los expositores (en el plenario de comisiones del Senado), y en el transcurso del día veremos cómo avanza el proyecto”.

El presidente provisional del Senado reiteró que para ellos lo aprobado en Diputados “es un mal proyecto”, porque “favorece al área Buenos Aires en detrimento del interior, y a los sectores relativamente más ricos, y no a los más necesitados”.

El senador eludió estimar lo que sucederá la semana que viene, cuando la oposición pretendía llevar al recinto del Senado el proyecto. “No tengo idea -arrancó-. Vamos a analizar, a lo mejor de esto surge un acuerdo y podemos ir con una propuesta diferente”.

“Hay una propuesta, veremos si es superadora”, resumió, y más tarde aclaró que la instancia del veto será utilizada por el presidente “si se aprueba una ley mala para los argentinos”. Por el contrario, si lo que se aprueba es una ley “superadora”, será positiva “no importa de donde venga”. En ese sentido, aclaró que “vamos a hacer los numeros” este martes para ver si es viable la propuesta alternativa, respecto de la cual admitió tener un “moderado optimismo”.

El proyecto propuesto por el gobernador salteño consistiría en una rebaja del IVA que sería aceptada por los propios mandatarios provinciales, que verían compensada la pérdida en una mayor recaudación. Habrá que ver si Nación está también dispuesta a aceptarlo.

Asistieron al encuentro con Aranguren, además de Pinedo, el jefe del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff (UCR), el titular del bloque Pro, Humberto Schiavoni, y el de la UCR, Angel Rozas, como así también los radicales Julio Cobos, Mario Fiad, Pamela Verasay, Inés Brizuela y Doria, Silvia Beatriz Elías de Pérez, Eduardo Costa, Oscar Castillo y Silvia Giacoppo; los del Pro Gladys González, Esteban Bullrich, Laura Rodríguez Machado, Humberto Schiavoni, Alfredo De Angelis y Marta Varela; y los aliados Roberto Basualdo y Claudio Poggi.

fuente: parlamentario.com