El exjuez penal Ramón Grinhauz consideró que este sistema reduciría el excedente de detenidos en las cárceles y comisarías de la provincia.

La población de los penales de la Provincia se incrementó en forma considerable en los últimos años. Desde el Gobierno Nacional se baraja que la tobillera electrónica sería una opción para intentar bajar la cantidad de detenidos que viven en cárceles.

Ahora se debe establecer un protocolo para que se definan criterios para resolver a qué detenidos se las colocará. En declaraciones a LT 4/Radio Hoy, el exjuez penal Ramón Grinhauz, se expresó a favor de la iniciativa. Consideró que por medio de este sistema “se podrá descongestionar las cárceles”.

Por medio de estos dispositivos electrónicos, parecida a un reloj pulsera, se transmite información a una unidad de monitoreo, de forma similar al de un decodificador. “Es un buen método para descongestionar el hacinamiento que existe actualmente en las cárceles y comisarías”, mencionó y consideró que “hay que tratarlo individualmente no es para todos los casos, puede ser para personas con prisión preventiva o condenada”

A su vez, aclaró que “cuando se brinda una excarcelación se obliga a la persona a concurrir mensualmente al juzgado o a la comisaría jurisdiccional a los efectos de verificar su domicilio. En este caso se verificaría en forma electrónica”.

Grinhauz indicó que se debe “cambiar” el paradigma carcelario ya que “hoy por hoy sólo es un depósito de personas”. Por eso está a favor de su puesta en funcionamiento porque es sistema es efectivo “que tiene un bajo índice quebrantamiento”. En tal sentido, el abogado panelista dijo que en la provincia, “no hay tantos criminales peligrosos que pudieran solicitar el beneficio”.

fuente: agenciahoy