La gestión del macrista Rolando Rubleski aprovecha la jubilación de 21 agentes para hacer las incorporaciones.Con apenas 156 trabajadores de planta en toda la provincia para la Unidad de Gestión Local (UGL) Misiones y 21 agencias del interior, la Obra Social de los Jubilados (PAMI) está sufriendo una doble presión: por un lado el permanente incremento de los afiliados a la obra social que se estima en un centenar por semana y obliga a sus trabajadores a multiplicar sus esfuerzos para atender esta demanda. Y por otro, la jubilación durante este año de 21 agentes claves de la estructura organizativa de la entidad.

El problema es que, hasta ahora, los cargos de los funcionarios de carrera que ya se jubilaron no fueron ocupados por quienes seguían en la jerarquía sino por gente nueva, del palo de la actual conducción política, y con poca experiencia en manejo de la obra social con más afiliados del país. Quedando los cargos básicos sin cubrir. Una verdadera reducción de personal sin despidos.

Según fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN; la situación se visibiliza no solo en las oficinas administrativas de Posadas sino también en las agencias del interior de la provincia, ya escuálidas de recurso humano, tal es el ejemplo de la Agencia Oberá que muestra largas colas de espera desde tempranas horas de la mañana.

Delegación vacía
Otro ejemplo es la delegación unipersonal del PAMI en San Javier, que quedó como una cáscara vacía, pues hace unos meses se jubiló su único responsable. El mismo destino le espera a la agencia de Bernardo de Irigoyen y a la agencia de Iguazú.

Hasta el momento, desde la dirección de la UGL, a cargo del odontólogo Rolando Rubleski, disponen como paliativo a la falta de personal en las delegaciones del interior con el envío de comisiones itinerantes, integradas por personal de la UGL, que trata de resolver los problemas en cada uno de estos lugares antes de retornar a sus funciones en Posadas. El problema es que la ausencia de estos agentes también se siente en la organización y atención de la obra social de los jubilados en la capital de la provincia, todos los días al borde del colapso. Es el juego de la sábana corta.

Malestar por designaciones

Es alto el malestar entre los trabajadores del PAMI que, en su mayoría, tienen muchos años de carrera en esa obra social. Es que, con las pocas designaciones que se están haciendo, no se tiene en cuenta la jerarquía y carrera de los trabajadores: casi siempre viene gente de afuera, sin experiencia previa en la complejidad del sistema de seguridad social y para ellos se reservan los sueldos más altos.

Aunque una de las necesidades es reforzar el área prestaciones médicas debido al exponencial incremento de funciones que se le asignó a este sector bajo el nuevo sistema prestacional del PAMI, no hubo una señal en este sentido. Las agencias más importantes del interior están sin médico, como Oberá y Leandro N. Alem. Y la agencia de Iguazú donde el médico quedó como único empleado de la misma. Y en la sede Posadas donde se jubilarán en los próximos años más profesionales de este sector.

En vez de ello, Rubleski designó nuevo jefe para Recursos Humanos, también una nueva jefa para el área Social, nuevo jefe para el área Contable (siempre en detrimento de los profesionales de carrera), y nuevos jefes de agencia en los lugares donde pudo torcer el brazo a los ocupantes. Todos con sueldos que rondan los 60 mil pesos mensuales. El caso más emblemático es la designación de un subdirector (licenciado en educación física) con un sueldo que ronda los 80 mil pesos netos, con funciones inespecíficas que justifiquen ese sueldo.

El próximo en jubilarse será el actual jefe del área Médica, un área central de la obra social. Ya corre el rumor de que su reemplazante será una médica exdirectora del PAMI durante el gobierno de los Kirchner. Prestadores y afiliados reiteran casi diariamente su preocupación por las consecuencias de las decisiones de la gestión actual y, muy especialmente, por el estado en que quedará la obra social de los jubilados a corto y mediano plazo.

Designados por Boletín Oficial

Por Resolución 313/2018, se designó como trabajador social en la Agencia Oberá de la UGL Misiones, a Mariano Alejandro Zerulo. Por Resolución 325/2018 se designó como jefe del Centro de Atención Personalizada Jardín América a Silvio Humberto Benítez. Por Resolución 326/2018 se designó a Martín Emiliano Martiniuk como titular del Centro de Atención Personalizada Jardín América. La Resolución 329/2018 designó a Estela Gladys Giménez como titular de la coordinación de Promoción y Prestaciones Sociales. En tanto, por Resolución 330/2018 se designó a Carolina Romina Borchiero como titular de la coordinación de Promoción y Prestaciones Sociales de la UGL Misiones. La Resolución 335/2018 designó a Delia Frascarelli como titular de la División Tesorería de la UGL Misiones. La Resolución 433/2018 designó a Francisco Peñalva como referente del Equipo Recursos Humanos de la UGL Misiones.

fuente: primeraedicion