Esta rebaja en la planta de obreros dentro del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) estará acompañada de un plan de ahorro valuado en 70 millones de pesos entre el cambio de una ART, la modificación de estructuras jerárquicas para algunos directores de estaciones experimentales que ingresen por nuevos concursos, menos gastos en algunas direcciones nacionales y en otros rubros, dijo Juan Balbín, titular del INTA.

En las 51 estaciones experimentales a lo largo del país, obra una reducción de gastos que para Balbín están presionadas por las subas de las tarifas de gas, luz y agua y les ha pedido que hagan restricciones para balancear sus presupuestos que no alcanzan para un correcto mantenimiento y reposición de vehículos.

“Estamos con los recursos justos, contando las monedas”, manifestó Balbín y reconoció que las tarifas están pegándoles fuerte”.

“Queremos ver cómo ponemos al INTA a disposición de la sociedad”, agregó al señalar que el presupuesto total es de 6.250 millones de pesos.

De 7.600 personas en diciembre pasado, ya se fueron vía jubilaciones entre 250 y 300 y la reducción continuará con el objetivo de llegar a abril de 2019 con 7.000 personas en el INTA también con retiros voluntarios.

Un alivio es que no planean cerrar ninguna estación experimental lo que redundaría en la efectividad del INTA. Pese al recorte de gastos no habrá cierres de estaciones experimentales: “No pensamos cerrar ninguna”, indicó Balbín.

Al presidente del organismo le preocupa hacer un INTA más “a disposición de la sociedad” y que “genere valor”. Con respecto a este tópico, manifestó que hay un equipo interdisciplinario de 40 personas pensando esta estrategia y reconoció que “el INTA no está dando las respuestas que tendría que dar”.

Fuente: Noticias Argentinas