Un informe titulado “Crimen trasnacional y el mundo en desarrollo” publicado en 2017 por una organización estadounidense que investiga los flujos financieros ilícitos, concluyó que la tala ilegal de madera es el delito contra los recursos naturales que más ganancias genera en el mundo y el tercer crimen mundial más grande luego de la minería y el narcotráfico.

Se calculan ganancias por este crimen trasnacional entre US$52 mil millones a US$157 mil millones al año a nivel global, siendo el promedio en Latinomérica de US$387 millones por la exportación de madera ileal en bruto y aserrada. Por otra parte, el PNUMA estima que el 30% de toda la madera que se comercializa en el mundo es ilegal, mientras que en América del Sur llega a más del 75% tanto a nivel interno como para exportación, no es legal”.

El tráfico ilegal de madera es un crimen organizado complejo y tiene muchos delitos que se suceden unos a otros como los anillos de crecimiento de un árbol, se encuentra relacionado con crímenes como la deforestación, la explotación laboral, el tráfico e invasión de tierras, la evasión tributaria, la falsificación de documentos, la corrupción estatal y hasta el asesinato de líderes protectores del bosque.

Las modalidades e impactos del tráfico de madera ilegal también están presentes en América Central y el Caribe y están relacionadas con el tráfico de Cocaína según la investigación “Análisis espacio-temporal de la pérdida forestal relacionada al tráfico de cocaína en América Central” publicada en el mayo del 2017 por el portal científico IOPscience.

Cómo se lava la madera
La fórmula para lavar madera, es presentando información falsa, es decir, frente a la autoridad forestal se muestran listados de árboles a extraer que no existen en el mundo real, y las autoridades autorizan la extracción de madera que no existe en la concesión, se explica en la investigación “La máquina lavadora: Cómo el fraude y la corrupción en el sistema de concesiones están destruyendo el futuro de los bosques de Perú” de EIA, publicada en el 2012, respecto a cómo se encubre el origen de la madera ilegal en Perú.

“Respaldados por estos volúmenes, los permisos correspondientes son vendidos en el mercado negro y utilizados para lavar madera extraída ilegalmente de cualquier otra parte del país –áreas protegidas, territorios indígenas, otras tierras estatales”, se precisa en el estudio.

fuente: ecoportal