Puerto Piray. Mediante un whatsapp convocaron a los estudiantes del establecimiento a que concurran a clases. Las mismas fueron dadas en las instalaciones del Centro Paraguayo que no tienen ni la más mínima funcionalidad pedagógica.

El conflicto, que la lleva casi dos meses, entre docentes padres y alumnos de la institución por un lado, y las autoridades reconocidas por el SPEP (Servicio Provincial de Educación Privada de Misiones) del otro, ingresó en la etapa del absurdo.

En una situación conflictiva donde desde el gobierno provincial se sostiene al representante legal de la ACEP (asociación propietaria del instituto) Dr. Raúl Dalmau a pesar de la irregularidad de su conformación (ya que de los 13 miembros de la comisión directiva sólo 5 están en sus cargos ante la dimisión de los restantes), lo que motivó la toma del establecimiento, cortes de ruta, y huelga de hambre por parte de algunos docentes requiriendo la remoción del mismo; hoy los estudiantes fueron convocados a clase en un lugar que no reúne las condiciones mínimas para el estudio.