La auditoría relevó un total 9.476 causas, de las cuales 2.178 se encuentran en trámite y 7.298 ya culminaron. El informe alcanzó a 147 sedes judiciales, lo que representa 294 jueces federales de todo el país.

La información se desprende de la primera auditoría integral sobre la Justicia Federal que presentó el presidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas. Un estudio inédito de análisis sobre el paso que recorren los casos de corrupción que abarcó casi 10.000 expedientes en el período 1996-2016. Una lupa sobre las decisiones que tomaron los magistrados.

La primera lectura pública sobre los datos despertó sorpresa por algunos detalles que ilustran el trabajo de los jueces. En promedio, el 12% de las más de 1000 causas vigentes en Comodoro Py llegó al procesamiento. Solo esa mínima porción de expedientes estaría en condiciones de elevarse a juicio oral, para luego llegar a una eventual condena.

¿En qué situación están los políticos imputados? Un 25% fue sobreseído y a otro 9% se le dictó la falta de mérito. Es decir, el 54% de los casos en trámite está pendiente de resolución. Casi la mitad de los políticos, entonces, no son culpables ni inocentes. Están bajo investigación de los jueces y, muchas veces, también bajo sospecha ante la opinión pública, publicó el diario La Nación.

A pesar de que generó polémica en los últimos meses, la prisión preventiva era, hasta diciembre de 2016, un recurso excepcional para los jueces: se había aplicado en el 1% de las causas en trámite.

La auditoría, que fue propuesta por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y que posteriormente recibió el apoyo de otras organizaciones e instituciones, alcanzó a un total de 147 sedes judiciales, lo que representa 294 jueces federales de todo el país, según consigna Diario Judicial.

Durante la presentación del informe, los consejeros destacaron el trabajo del Cuerpo de Auditores y coincidieron en la necesidad de implementar un “sistema de relevamiento” de las causas que ingresen al fuero. “Es una demanda de la sociedad”, dijo el representante del Poder Ejecutivo, Juan Bautista Mahiques.

Los magistrados
Los jueces que más fallos impulsaron contra imputados por corrupción fueron, en primer lugar, Sebastián Casanello (23,5% de sus causas llegan a procesamientos) y, detrás de él, Ariel Lijo (17%). En cambio, los juzgados conducidos por los jueces Rodolfo Canicoba Corral y Sergio Torres registran el 8% de procesamientos sobre las causas que estaban en trámite a fines de 2016, según los datos oficiales que fueron provistos por los propios juzgados.

En términos generales, los largos tiempos de la Justicia, otra de las críticas más recurrentes, parecen no tener correlato con la realidad. Las causas por corrupción concluidas tuvieron una instrucción, en promedio, de apenas dos años y nueve meses. Ninguno de los 12 juzgados de Comodoro Py superó, en promedio, los 4 años en el trámite de instrucción.

Hay excepciones. Casi 50 expedientes, algunos de extrema complejidad, otros de máxima sensibilidad política, que llevan más de 10 años en trámite. Siguen todavía en los juzgados de instrucción. El nuevo Código Procesal Penal tiene previsto un plazo para la instrucción de delitos complejos como los vinculados a corrupción de unos seis años. Pero en Comodoro Py hay una decena de casos que superan los 15 años en los tribunales.

Los datos de la auditoría sobre la Justicia Federal presentados son el primer paso -que llevó dos años de trabajo- de un sistema diseñado para llevar el control de los expedientes desde 2016 en adelante, año por año.

En el proceso, que se inició a mediados de 2016, se relevaron un total 9.476 causas, de las cuales 2.178 se encuentran en trámite y 7298 culminadas. Toda la información será publicada en un portal de datos abiertos.

Puntualmente, el documento advierte una mayor cantidad de expedientes con celebración de indagatoria frente a un menor número de causas con autos de procesamiento. Esta cifra disminuye aún más en los procesamientos con prisión preventiva.

El informe también analizó los delitos más comunes, entre los que se destaca la defraudación contra la administración pública, malversación de caudales públicos por robo de dinero, bienes o servicios del Estado, abuso de autoridad y violación de los deberes del funcionario público y coimas.

Los protagonistas
Los jueces de primera instancia son, a su manera, protagonistas de los casos de corrupción más mediáticos: concentran el 70% de las causas en trámite del país. En los 12 juzgados más mediáticos del país se manejan más de 700 causas de corrupción, expedientes que se volvieron una herramienta de poder y una fuente inagotable de información sobre políticos, empresarios, lobbistas, sindicalistas y otros personajes de la vida pública. Claudio Bonadio era el magistrado -a fines de 2016- con más causas en trámite, con 83 expedientes en su poder. Lo seguían Julián Ercolini, con 76 causas activas, y Sebastián Ramos, con 70.

fuente: agenciahoy