Alrededor de 200 vecinos del Kilómetro 4, a la altura de Colonia Delicia/Mado cortaron la Ruta Nacional 12, en reclamo de una ambulancia para la localidad, sumando al deficiente servicio de Internet que obstaculiza casi todas las actividades comerciales, de salud, sociales, del Estado y de las personas en la zona.
Y como contrasentido, la Gendarmería Nacional intervino de manera violenta, empujando a mujeres y niños y niñas, circulando con las motos en medio de la multitud, priorizando la circulación de los vehículos, y exigiendo a los manifestantes que desalojaran media calzada para que dar paso a los autos y camiones que iban hacia Posadas o a Puerto Iguazú.

Uno del habitantes del pueblo, y trabajador de FM Alternativa, Sergio Soto cuestionó ese accionar de las Fuerzas de Seguridad que en vez de “cuidarnos, nos violenta y agrede”.
Reclamó que necesitan una ambulancia en forma permanente en Mado. “Es inadmisible que no podamos contar con un servicio de salud tan básico en toda esta zona. Hace 36 días que estamos sin señal de Internet, solo podemos usar los celulares para mandar mensajes básicos o hacer llamados. Por eso nos cansamos y decidimos salir a la ruta”, resaltó.

“El intendente Vera nunca está para resolver los problemas”
Todos los vecinos de Mado-Delicia coincidieron en que querían la presencia del intendente de Mado-Delicia, Eberth Augusto Vera (FR), o alguna autoridad con poder de decisión que pudiera brindar alguna solución al tema de la ambulancia y a la falta de comunicación que los aqueja.
“En el pueblo falta de todo, mientras el jefe comunal mal administra el municipio desde la ciudad de Eldorado, donde reside”, se quejaban.
El viernes los vecinos realizaron el primer corte de ruta, y este lunes reiteraron la protesta con el agravante de que la Gendarmería permitió que los vehículos avanzaran por sobre los pobladores. “Los gendarmes habilitaron que los camiones se nos vinieran encima. Todo porque pedimos una ambulancia, el alumbrado público en un barrio donde hay más de 1200 personas y un médico permanente. No puede ser que no tengamos un médico en horario completo”, insisten los vecinos muy enojados.

“Nos sentimos abandonados y marginados”
Con respecto a la deficiencia de Internet, explicaron que presentaron notas a la empresa Personal, un grupo fue a hablar con el intendente Vera y él no los atendió, juntaron firmas y ya no saben más que hacer.

“Hay algunos que nos critican porque cortamos la ruta, o que es una pavada que nos quejemos por no tener internet; pero yo los invitaría a que vivan una semana en Delicia y sufran la agonía de no tener caminos, ni ambulancias, ni médicos y además estar incomunicados. La semana pasada hubo un accidente y la ambulancia que vino de otro hospital tardó más de una hora en llegar. Acá somos todos trabajadores, y reclamamos que los que pueden solucionar estos problemas, se pongan en el lugar de las familias que nos sentimos totalmente abandonados, por el municipio y por la provincia”, dijo Lorena Soto.
Agregó que cuando cortaron la ruta, los gendarmes “nos maltrataron, con modos prepotentes nos decían que no podíamos interrumpir el tránsito, que salgamos, empujaron a los chicos, se metían con las motos en medio de la gente tratando de desalojarnos. Fue un día tremendo. Nos sentimos impotentes al ver como al Gobierno no le importa las necesidades de la gente”, indicó la vecina.
Incomunicados y atropellados
El dirigente del Partido Agrario y Social, Ricardo Javier, de Bernardo de Irigoyen, estuvo acompañando a las familias de Delicia en el corte de la Ruta Nacional 12, y cuestionó la actitud de la Gendarmería Nacional que custodiaba la Ruta 12, porque “en la manifestación pacífica que realizaba el pueblo, permitió que los camioneros los atropellaran con sus vehículos. Fue como si esperaron la noche, porque la gente estuvo todo el día bajo el sol, y en determinado momento, uno de los gendarmes avisó que si no se corrían a un costado, los camiones les iban a pasar por arriba y que ellos (los gendarmes) no iban a arriesgar sus vidas. Y así fue: los camiones avalados por la Policía y la Gendarmería, atropellaron a quienes manifestaban en la ruta”, enfatizó.

En ese sentido, Nélida Morel, madre de dos chicos en edad escolar, y que vive en Delicia ubicada a cinco kilómetros de Mado, expresó su malestar por la violencia de las Fuerzas de Seguridad.
“Tenemos muchos problemas que nos preocupan. Entre ellos la falta de comunicación que genera carecer de internet, y que afecta a todos, “especialmente a los chicos que empezaron las clases y necesitan trabajar en la computadora y otros vecinos con chicos que están lejos y con los que no pueden comunicarse. El otro gran problema es falta de ambulancia, de arreglos de caminos. Son muchísimas cosas que hay que solucionar en este lugar donde estamos marginados y abandonados”, lamentó la mujer.

fuente: misionesopina