Gerardo Díaz Beltrán, presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM), en su calidad de titular de la Comisión de Fronteras, se reunirá hoy en Buenos Aires con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Díaz Beltrán representa además, a través de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), a entidades mercantiles de 16 provincias que tienen fronteras con otros país, y promueve la necesidad de “dotar de tecnología y presencia de control, para evitar el contrabando que se produce con los países limítrofes”, dijo en diálogo con El Territorio.

Las provincias fronterizas que se encuentran representadas en la Comisión de Fronteras son Jujuy, Salta, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones, La Rioja, Catamarca, Entre Ríos, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza y San Juan.

Beltrán, junto a otros dirigentes de la CAME, hablarán por ejemplo, sobre el movimiento de acopiadores de mercaderías provenientes del Paraguay y que luego son comercializados en esta ciudad.

Allí aclaró que no está en contra, ni tiene nada que ver con los vecinos que van a buscar alternativas de precios. Indicó que ellos tienen el derecho de comprar donde consideren más oportuno.

Lo que se apunta, según explicó, es “a quienes cruzan 200 veces la frontera” (conocido como contrabando hormiga) trayendo mercaderías para acopiar en algún depósito existente en Misiones.

“Pasan camiones enteros de mercaderías que nadie sabe el destino”, sostuvo. Planteó que tal situación genera no sólo un efecto económico adverso para la zona, sino también un problema social. “Por eso debemos buscar todas las formas y medios para solucionar este problema”.

Reforzar controles

Díaz Beltrán apunta que es necesario dotar de equipos y tecnologías a las fuerzas para que puedan seguir mejorando los controles como lo están haciendo ahora.

En tal sentido, planteó que deben extenderse los controles a lo largo de la frontera, en el caso de Misiones, ya que existen muchos lugares que son como coladores por donde ingresan personas y bienes sin grandes controles.

Recordó en tal sentido que cuando se “endurecen” los controles entre Encarnación y Posadas, lo que hacen es cambiar de ruta e ingresan por Corpus, “que no tiene estructura”.

Para ello, solicitará dotar de mayores elementos y articulación de todas las fuerzas que operan en Misiones, como las federales Prefectura, Gendarmería o la Policía de Misiones.

Lo que sugiere Díaz Beltrán es evitar esta sangría de divisas a raíz de estar en una provincia colador, por donde ingresan los productos extranjeros para la posterior comercialización en suelo misionero.

Los pasos fronterizos en números

Entre el ranking de los 100 pasos fronterizos, en cuanto a mayores movimientos migratorios está, por lejos, en primer lugar Posadas-Encarnación, seguido de Puerto Iguazú y Foz de Iguazú.

Entre ambos suman 24 millones de personas que usaron esos cruces durante el año pasado.

En cuanto a los demás pasos fronterizos durante 2007, Bernardo de Irigoyen con Dionisio Cerqueira (Brasil) registró un movimiento de 538.953 personas. Puerto San Antonio 318.380 y Puerto Alba Posse 248.490. Andresito-Capanema registró el año pasado 206.206 cruces, El Soberbio y Puerto Soberbio 159.712 usuarios, Puerto Montecarlo 153.545 y Puerto Iguazú-Tres Fronteras 128.324 migrantes.

En Puerto Wanda se dan 126.844 cruces; Pepirí Guazú-Sao Miguel registra 94.345, en Puerto Maní cruzaron 87.433 personas, por Puerto Eldorado 71.666 y Panambí y Veracruz registraron 57.963 pasos.

En Puerto Piray usaron el paso 41.254 personas y en Puerto Candelaria lo hicieron 18.175.

Le sigue Puerto Santa Ana con 5.868 cruces, Puerto Oasis con 5.585, Puerto Libertad con 5.388 y Puerto Victoria, donde 3.236 personas cruzaron por el lugar.

fuente: regionnortegrande