La Asociación Forestal Mesopotámica (AFOME) participa de las reuniones de la Comisión Asesora Nacional de la Ley 25.080, reactivadas por la gestión de Nicolás Laharrague desde la actual Dirección Nacional Foresto-industrial del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

El debate se da en el contexto en que en el país hay sectores que piden ante el Congreso Nacional una nueva prórroga de la Ley 25.080 (Inversiones para Bosques Cultivados), hoy vigente a través de la Ley 26.432 y que expira en 2019, con los beneficios vigentes; mientras que en otros espacios se analizaba proponer un anteproyecto con modificaciones en la normativa y con definiciones hacia una política de promoción que incluya a la industria forestal, además de incrementar las plantaciones en la Argentina.

El espacio generó poder retomar un nuevo canal de diálogo con los pequeños productores de la región, pero aun preocupa que se concretó una segunda reunión esta semana y aún “no se trató el tema de la deuda de incentivos de planes forestales, tema, que a nuestro criterio, debería ser prioritario. La campaña 2018 ya está perdida, y posiblemente ya podemos pronosticar que está perdida la 2019. Es decir, se consumirían los 4 años del nuevo gobierno sin resolver el problema que tenemos, al menos, desde el 2009, de disminuir y saldar la deuda con los productores”, advirtió a través de un comunicado de prensa el vocero de la organización, Jorge Pujato.

Hasta abril buscarán consensos
El miércoles 7 de febrero se realizó en Buenos Aires la segunda reunión de la denominada Comisión Asesora de la 25.080, de la que participaron un centenera de profesionales, representantes de organizaciones públicas y privadas, y productores de todo el país. Estos encuentros se repetirán hasta abril, mes que esperan presentar un proyecto de Ley consensuado entre el sector público y privado ante el Congreso Nacional.

El ingeniero forestal participó en representación de AFOME, y sostuvo que en la oportunidad se presentó para el consenso la prórroga de la Ley 26.432, que a su vez prorroga la 25080, con o sin reformas, y la discusión de modificaciones del artículo 1 al 6. “A nuestro criterio, la principal modificación propuesta hasta ahora, fue incluir entre los beneficios de la ley a empresas que elaboren productos forestales sin tener forestaciones propias. Esto coincide con el documento sobre el “modelo de desarrollo forestal” que queremos desde AFOME, que permita la existencia de miles de pequeños productores primarios (mayo 2002)”, explicó.

En el segundo encuentro solo se trataron los 6 primeros artículos de la ley aún vigente, pero los 1 y 3 son claves para los productores. “Además del cambio mencionado, solo vemos por ahora propuestas de modificaciones en lenguaje técnico más que doctrinarias profundas. El problema es que, al no enviar las propuestas con anticipación al encuentro para que podamos analizarlas en detalle antes de asistir a la reunión, dificulta el consenso. Tampoco nos quedó en claro como quedó la redacción final de cada artículo”, precisó el representante de AFOME.

Comunicaron también que en el encuentro se propuso “eliminar el artículo 4, por innecesario, ya figura el tema en artículos anteriores, pero creemos que eso podría dar pie a que grupos de pseudo ecologistas irracionales ataquen al nuevo proyecto de ley”, planteó el ingeniero.

Qué dice el Artículo 4º: “Entiéndase por bosque implantado o cultivado a los efectos de esta ley, el obtenido mediante siembra o plantación de especies maderables nativas y/o exóticas adaptadas ecológicamente al sitio, con fines principalmente comerciales o industriales, en tierras que, por sus condiciones naturales, ubicación y aptitud sean susceptibles de forestación o reforestación según lo indicado en el ordenamiento territorial de Bosques Nativos adoptados por Ley Provincial según lo establecido en la Ley N° 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Bosques Nativos.

Próxima reunión el 28 de febrero
La próxima reunión de convocatoria nacional de la Comisión Asesora será el día 28 del corriente mes, mientras que los productores y viveristas nucleados en AFOME esperan concretar una reunión en la zona centro el 2 de marzo próximo, con el director nacional forestal Nicolás Laharrague.

“Creemos que en las reuniones en Buenos Aires hay muchos asistentes que no tienen mayor idea de la realidad de la ley de promoción forestal. La intervención de Jorge Bocchio –funcionario de la Dirección de Producción Forestal- es una de las pocas que se destaca, por ser bien contundente, precisa, y hasta fue aplaudida. Lógico, es uno de los pocos que, por su trayectoria en el organismo forestal conoce en detalle los vericuetos de esta Ley. Bocchio logró poner en orden un debate que quizás le faltaría otro mecanismo de conducción, pues abundan frases y opiniones poco reales, que ya escuchamos y se repiten desde hace 10 y 20 años atrás, fueron superadas por la experiencia de la aplicación de la operatoria”, detalló Pujato.

De esta manera, el profesional opinó que “aún seguimos con discrepancias respecto a varios números que se dan como oficiales de superficie forestada en las provincias, etcétera, o sobre oferta y demanda, y otros, que fueron expuestos por Claudia Peirano, de AFoA en esta reunión. Quizás el dato más curioso fue que “antes” se decía que Misiones tenía el 90% de los productores forestales del País. El gobierno provincial informó días atrás que tiene registrados unos 4.600 productores, mientras que el gobierno nacional dice que tiene registrados más de 18.000 forestadores. O sea, que Misiones, bajó de un 90 al 25%. Otro dato que “no cierra” o no saben explicar bien a que mediciones de disponibilidad de plantaciones se refieren”, indicó Pujato.

En dicha reunión se presentó además un informe sobre los regímenes de promoción vigentes en otros países, para contextualizar el escenario de la Argentina con el resto del mundo y la oportunidad de incorporar cambios que mejores la normativa.

Por Patricia Escobar para Misionesonline