Puerto Piray. La denuncia fue formulada por María Irene Espínola, en la Fiscalía de Instrucción Nº 2, del Juzgado de Instrucción 2 con sede en Eldorado.

La denunciante, integrante del Polo Obrero de dicha localidad, explica que desde fines de 2017 y hasta mediados de enero de 2018, recibió tres llamadas desde un teléfono particular, diciéndole que “Si continuaba militando en el Partido Polo Obrero, me iban a matar a mí y a toda mi familia, qua sabían todos mis movimientos, y estaban en la pesada”.


Cuenta María que tras las llamadas amenazantes, donde le detallaban algunas de las actividades que había realizado en esos días, al igual que sus familiares, de deshizo del teléfono y del chip que utilizaba hasta ese momento, y que desde allí cesaron los llamados.

De acuerdo a su visión las amenazas se deben a su participación dentro del Polo Obrero – fue candidata a Diputada Provincial en las últimas elecciones, saliendo tercera en Pto. Piray – y molesta su presencia.

María, de 28 años, y con dos hijos se encuentra actualmente separada y el motivo que esgrime para haber tardado en radicar la denuncia es que antes vivía con su esposo, pero ahora está sola y tiene miedo.

Los llamados telefónicos fueron escuchados por sus hijos, ya que al recibirlos puso el teléfono en alta voz.

Por éste motivo el Polo Obrero realizó una marcha en Eldorado, en apoyo a ella, el miércoles 7 de febrero, donde fueron recibidos por el Intendente Aguirre quien se puso en contacto con la Ministra de derechos Humanos de la Provincia, Lilia Marchesini, quien se habría comprometido a recibir a María Espínola.

En la denuncia manifiesta desconocer quien realizó las llamadas, pudiendo sólo precisar que era la voz de un hombre.