La idea surge a modo de protesta por la situación por la que atraviesa una delegada gremial de ATE que no puede costear un tratamiento médico después de ser trasladada “arbitrariamente” a otra dependencia laboral. “Estamos en una situación de alerta permanente”, expresó a MISIONES OPINA, Claudio Enríquez, uno de los guardaparques que se encuentra frente al ministerio de Ecología.

Esperan que ciudadanos al paso y comprometidos realicen donaciones particulares en distintos momentos del día. En ese marco, los guardaparques apelan a la solidaridad y paciencia de vecinos, conocidos y compañeros que trabajan en distintas reparticiones del estado que colaboren con el reclamo.

Esta mañana de lunes, los trabajadores dialogaron con distintos medios y aseguraron que la situación económica por la que atraviesan algunos compañeros es “grave” y aseguran que con la venta de empanadas recaudarán fondos para afrontar los gastos más urgentes como la compra de remedios y la “ayuda” para el pago de alquiler.

Según Enriquez la circunstancia particular de algunos de sus compañeros viene desde hace dos años y exigen a “la patronal” para que regularice la situación salarial de quienes han sido perjudicados con los relevamientos y descuentos en sus haberes.

fuente: misionesopina