La fundación de historia Natural Azara ha realizado un estudio exhaustivo en el Río Iguazú y zona de las cataratas y ha detectado una nueva especie de pez en la cuenca del río, se trata de Gymnogeophagus taroba (Teleostei: Cichlidae).

Históricamente las Cataratas del Iguazú han constituido una barrera natural infranqueable para la ictiofauna, favoreciendo el aislamiento de ciertas especies. Por este motivo, y con el objetivo de tener un mayor conocimiento de la ictiofauna presente en Parque Nacional Iguazú, los investigadores Jorge Casciotta y Adriana Almirón (Universidad Nacional de La Plata) vienen desarrollando un importante trabajo de relevamiento de los peces presentes en el área protegida, bajo la premisa “Visibilizando lo invisible”.

A partir del último trabajo han logrado descubrir una nueva especie endémica de la cuenca inferior del Río Iguazú, denominada Gymnogeophagus taroba (Teleostei: Cichlidae). Esta se suma a las más de 100 identificadas previamente para los diversos ambientes acuáticos del área protegida, de las cuales 33 son consideradas Especies de Valor Especial para el Parque Nacional Iguazú.

fuente: territoriodigital