La eldoradense Dana Báez fue excarcelada en Brasil

Tiene 24 años y fue detenida el 10 de julio en Cascavel, a bordo de un colectivo que unía Foz con San Pablo. Le concedieron un Habeas Corpus y recibió la libertad provisoria, aunque debe presentarse todos los meses ante la Justicia del país vecino.

La dirigente política misionera que cayó con seis kilos de cocaína en Brasil, cerca de la Triple Frontera, fue excarcelada en las últimas horas en el vecino país, después de que la Justicia Federal le concediera un recurso de Habeas Corpus en el cual solicitaba la libertad provisoria hasta tanto la causa arribe a instancia de sentencia.

 

Así lo pudo saber PRIMERA?EDICIÓN en base a sus fuentes del otro lado del río Iguazú, quienes confirmaron que la joven de 24 años, oriunda de Eldorado y dirigente del partido Cambiemos, se encuentra actualmente en esa localidad, donde tiene residencia fija acreditada ante las autoridades brasileras. No obstante aquello, debió cubrir una caución de 20 mil reales para salir de prisión y, además, debe comparecer una vez por mes ante la Justicia de Brasil “para informar y justificar las actividades que desarrolla”, según el documento de las autoridades.

Tal como este Diario informó en exclusiva, la misionera fue detenida en la noche del lunes 10 de julio en Cascavel -a 140 kilómetros de Foz de Iguazú- por parte de efectivos de la Policía Rodoviaria Federal, quienes encontraron ocultas en el bolso de la joven dos “planchuelas” -que se observan en la foto- con unos seis kilos de clorhidrato de cocaína.

La detenida viajaba en un colectivo de la empresa brasilera “Pluma” que unía el trayecto entre Fozy San Pablo. También en exclusiva, PRIMERA?EDICIÓN?reveló que la dirigente tenía pensado abordar un avión que la llevaría a Ghana. Se sospecha que luego seguiría su derrotero hacia Europa.

El camino hacia la libertad
Lo cierto es que la misionera fue acusada formalmente por el delito de “tráfico de estupefacientes”, que prevé penas de entre 5 y 15 años de prisión, al decir de la ley brasilera.

En su momento, la dirigente de Cambiemos fue trasladada a la Penitenciaria Femenina de Toledo, siempre en Paraná y a 154 kilómetros de Foz. Entonces, la defensa presentó un primer recurso de Habeas Corpus que fue rechazado por la Justicia Federal.

“La defensa se manifestó requiriendo la revocatoria de la prisión preventiva, alegando en síntesis que no subsisten motivos para justificar la mantención de la prisión cautelar que le fue impuesta. El Ministerio Público Fiscal se manifestó contrario al pedido”, reza la primera resolución al respecto.

Sin embargo, un tribunal de alzada revisó aquel primer fallo y entendió de manera diferente. “Inicialmente se mostró importante la mantención de la prisión preventiva para preservar el orden público. No obstante, ya pasaron noventa días de prisión (…) Considerando que no se trata de una aparente integrante principal o líder de la supuesta organización criminal (…) Se hace viable la aplicación de medidas cautelares diversas a la prisión, más aún teniendo en cuenta que la imputada acreditó residencia fija”, reflexionaron los jueces de segundo grado.

En esa línea fue que votaron por “conceder en parte el Habeas Corpus, a fin de sustituir la prisión preventiva por medidas cautelares diversas a ser cumplidas por la imputada, las cuales serán cumplir con una fianza de 20 mil reales, obligación de comparecimiento mensual para informar y justificar las actividades desarrolladas, y obligación de comparecer a todos los actos del proceso, y de mantener actualizada la residencia en el expediente durante el proceso penal”.

En otro párrafo de la resolución que concedió la libertad provisoria de la misionera, la Justicia brasilera indicó que “sin existir registros de hechos anteriores (antecedentes) vinculados a la imputada, demostrada residencia fija y ocupación lícita (la joven informó ser de ocupación ‘vendedora’), es inconsistente la presunción de riesgo procesal y no se sustenta apenas en que la acusada sea argentina. La condición de extranjera no legitima un tratamiento penal más severo”.

A la espera del veredicto
Así las cosas, la dirigente de Cambiemos recuperó la libertad días atrás bajo las mencionadas normas de conducta, cuyo incumplimiento podría derivar en una nueva detención. “Registrese que en caso de incumplimiento de las obligaciones mencionadas o del advenimiento de hechos que apunten a la necesidad de prisión, la misma podrá ser nuevamente decretada”, aclararon los jueces.

En síntesis, la libertad provisoria de la misionera se apoyó en que no tiene antecedentes penales, posee residencia fija, buenos antecedentes y ocupación lícita. Y en razón de que guarda domicilio en Eldorado, la Justicia del país vecino no le impuso restricción para salir de Brasil.

Sobre la causa, la misma avanza y los elementos de prueba ya están en manos del magistrado a cargo de la misma, quien en las próximas horas debería recibir los alegatos de las partes. Luego comenzará la cuenta regresiva hacia la sentencia que recaerá sobre la eldoradense.

fuente: primeraedicion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *