Lo hizo el Diputado Gustavo González, tras recorrer el lugar y verificar que el costo de 20 millones de pesos invertidos en la obra no se condice con las condiciones de la pista de aterrizaje.

aeropista2

Desde que tomó estado público la millonaria inversión realizada sin que la misma tuviera rédito alguno, numerosas son las voces que intentan averiguar donde fue a parar el dinero invertido.

 

El Gobierno misionero invirtió más de veinte millones de pesos para compactar y acondicionar un tramo de tierra de 1.200 metros de largo por 30 de ancho para una “aeropista” que posibilite la llegada de turistas en vuelos privados para conocer la llamativa falla geológica que forma los cuatro kilómetros de caída de agua.

 

Desde que se inauguró, en diciembre de 2014, la pista no volvió a ser utilizada, salvo en contadísimas excepciones. “Si bajó un vuelo en todo este tiempo es mucho, no viene nadie, nunca” aseguran los vecinos.

 

Por ello el Diputado González recorrió el lugar que se encuentra en el estado en que se puede ver en las fotos, y presentó un pedido de informes respecto a la obra en cuestión.

aeropista5

aeropisdta4

aeropista6

aeropista3