Lo dijo en el discurso de apertura de Sesiones Ordinarias de la Cámara de Representantes.

Planteo las nuevas consignas políticas para la Renovación. Entre débiles aplausos, ratifico la voraz política fiscal y anticipó que busca financiamiento externo. Es un cambio de 180 grados para un gobierno que hizo campaña durante una década con el “desendeudamiento”. Según el gobernador es la única posibilidad, “la cosa no está fácil señores diputados”, aseguró en la Legislatura. Nombrará nuevos jueces y cubrirá las dos vacantes en el STJ para mantener el control sobre ese poder.

Las bajas temperaturas del 1 de Mayo también se hicieron sentir dentro del recinto de la Cámara de Diputados. Allí los legisladores recibieron con una serie de débiles aplausos al gobernador Hugo Passalacqua que debutó con un discurso monótono y extenso. Casi una hora y media de lectura aburrió hasta al más militante del recinto.

El mandatario recorrió las actividades en todas las áreas de gobierno y dejo apenas un par de definiciones.

En principio, lo más importante es el nuevo “paradigma” de gestión que encarará ya que anunció que tomara créditos externos para solventar la obra pública y poder mantener el gasto publico. “La cosa no está fácil señores diputados, lo sabemos todos”, dijo y agregó que asumirá las nuevas deudas con responsabilidad y que “nunca” destinará esos fondos a “mega-obras” o gastos corrientes, sino que estarán dirigidos a nuevas inversiones para la gente. “Saber que la posibilidad existe, nos hace saber que podemos soñar”, agregó Passalacqua quien se justificó explicando que Misiones es una provincia desendeudada, y que en el 2003 la deuda era el doble del presupuesto y que este año solo representa al 8% del presupuesto provincial.

En este marco, el mandatario ratificó al polémico Miguel Arturo Thomas y especialmente la política fiscal de la DGR y la inconstitucional “aduana interna” que se implementó hace unos años. “Un error hubiera sido reducir impuestos, a pesar de muchas presiones Rentas no lo hizo, ni lo hará”; sentenció y explicó que la recaudación paso de 115 millones de pesos en el año 2003 a y 6140 millones de pesos para el 2015. Según lo informado, DGR hizo crecer 53 veces la recaudación provincial. “De 47 mil contribuyentes en el 2003 pasamos a 135 mil contribuyentes este año”, explicó el gobernador.

“Estar siempre cerca es la consigna de estos tiempos políticos”, reitero Passalacqua varias veces en su alocución. La línea que bajo el mandatario responde a las nuevas estrategias de comunicación que lanzará el gobierno en los próximos meses, haciendo hincapié en la “cercanía” y el “misionerismo”. Es así que el discurso estuvo lleno de consignas y con pocos anuncios concretos, más que nada grandes enunciados. Incluso, hubo muy pocas interrupciones por aplausos de los legisladores y de la tribuna renovadora.

Antes del final, el gobernador anunció que nombrará siete nuevos jueces y especialmente que cubrirá las dos vacantes en el Superior Tribunal de Justicia (STJ), un detalle no menor a la luz de la fuerte onda “moralizadora” que existe en ese poder a nivel nacional y que tiene jaqueado a los magistrados en Misiones. Las designaciones serán claves para mantener el control del Frente Renovador dentro de la Justicia.

En otro sentido, Passalacua destacó la creación de la secretaria de Energía y reconoció “graves problemas” energéticos. Si bien machaco las culpas a la Nación también dijo que “debemos hacernos cargos también de nuestros errores en los últimos años”. Según los datos, la demanda energética creció un 500% y por lo tanto EMSA invertirá 60 millones de pesos. El gobernador anunció un “Plan Provincial Quinquenal” para planificar el creciente consumo energético y que aquí también buscara financiamiento que será “imprescindible” para la generación de energías alternativas.

En el marco de la producción, anunció que este año se realizará un “Censo de Productores Apícolas” y que distribuirá “subsidios” a Cooperativas productivas. Para el sector forestal, Passalacqua destacó que se recuperaron las “exportaciones” gracias a las decisiones tomadas por el gobierno nacional sobre el cepo del dólar y sobre las retenciones. Para la yerba mate solo quedó el reconocimiento de una “crítica situación” y que el INYM es el organismo que tiene “altísima responsabilidad” en las soluciones.

“Hoy ningún trabajador percibirá menos de 7260 pesos”, agregó Passalacqua en relación a los empleados públicos y destacó la creación de una “Caja de Créditos y Fomento para Emprendedores”.

fuente: misionescuatro