Continúa el conflicto entre el docente Juan Agüero y la licenciada Diana Farías, ambos profesores regulares y titulares del Departamento de Turismo de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones.

En las últimas horas, Diana Farías -contra quien Agüero solicitó Juicio Académico por llamarlo ‘ñoqui’- publicó en su cuenta personal de Facebook una carta abierta a los miembros de la comunidad universitaria de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM, en la que no sólo ratifica sus apreciaciones sobre el esposo de la excandidata a diputada Silvana Martínez, sino que amplía sus denuncias y deja entrever las pujas políticas que existen dentro de la casa de estudios.

La Carta

Tal cual lo apuntase hace unos días atrás un dirigente estudiantil de nuestra Unidad Académica, resulta “inconcebible” que, en la Universidad Pública se pretenda amordazar, censurar y castigar a los miembros que la constituyen por denunciar irregularidades flagrantes que ocurren a su interior comprometiendo las funciones esenciales de la Institución.

Ya se pronosticaba en “Cambalache” y el “Mundo del revés”, se ha naturalizado como práctica legítima “no estar a derecho”. Dicho de otra manera, romper permanentemente con las reglas instituidas para garantizar, entre otras cosas, que no se vulneren los derechos de otro. Lo dicho viene a colación de la denuncia ante el Consejo Directivo que efectúa el Prof. Agüero contra mi persona y que se tomase conocimiento el pasado 17/12, en la cual el mismo solicita la instrumentación de Juicio Académico (mecanismo para remover a un docente regular) por entender que he incurrido en el delito de “injurias”.

Al respecto caben algunas consideraciones. La primera cuestión que a mi criterio es la que reviste mayor gravedad, sin dudas la constituye el “uso y abuso” que tanto el denunciante como la Prof. Rivero -quien de acuerdo a la nota de Agüero sería quien proporcionó el audio- hacen de los estudiantes. Inducir a un alumno a una práctica tan repudiable como la de actuar de “infiltrado” con propósitos viles es lejos lo que uno espera de un formador, cuando tranquilamente en el marco de una Asamblea uno puede manifestar que se procederá a grabar, si es que se quiere actuar de buena fe. Es más, hubiera contribuido la existencia de un video en el cual se pudiese observar el acceso a la documentación que se proporcionó a los asistentes que lo requerían.

Esto además, se constituye en un precedente sin igual ya que, el órgano máximo de la Facultad –Consejo Directivo- al proceder con la escucha del audio “clandestino” lo convalida como fuente probatoria, por cuanto se podría afirmar que nos gobierna el fascismo.

Una segunda cuestión a tener en cuenta es que la acusación de la que soy objeto no tiene asidero alguno ya que la “injuria” es el acto deliberado de mentir con el solo propósito de dañar la imagen de un tercero que no se encuentra presente. En este sentido, se trató de una instancia aprobada por el Consejo Departamental, con suspensión de actividades para garantizar la asistencia de todos los claustros que componen el Departamento de Turismo. El propio denunciante afirma en su nota que fue en el lugar, día y horario de mayor circulación que tiene nuestra Facultad –o sea ánimo de esconderse no se tuvo-. Respecto de haber sido mendaz con dolo, menos que menos, estoy plagada de defectos pero puedo exhibir como virtud que la mentira no forme parte de mi proceder cotidiano.

En ningún momento, el planteo fue una invención está todo documentado, por lo que en todo caso, soy yo la víctima de “injurias” y más adelante veré que hacer al respecto.

En tercer lugar, la crítica mayor radica en lo brutal de las expresiones, qué pena que se privilegie la forma por sobre el contenido. Perdón, ¿CÓMO SE LLAMA A UNA PERSONA QUE COBRA Y NO TRABAJA?, preparación cuya base es la papa, la harina y el agua que tradicionalmente suele comerse los días 29, digo: para hacerlo más fino.

Ahora bien, no son casos aislados porque se trata de omisiones que una Institución como la nuestra no debería permitirse sin embargo, existiendo todas las herramientas para corregir estas acciones se prefiere mirar para otro lado. El control de gestión docente no es para perseguir profesores es, entre otras cosas, para garantizar el derecho de estudiar a los ciudadanos que nos han elegido como alternativa de educación superior. A la luz está que, entonces se privilegia el interés subalterno de resguardar el caudal de votos para mantenerse en el poder.

Algunos critican que estas cuestiones se hayan hecho públicas frente a estudiantes. Nuevamente perdón. Pero ¿cuál es el sentido del COGOBIERNO generar idiotas útiles o ciudadanos comprometidos para transformar la realidad?. Me quedo con la segunda, además los estudiantes no necesitan que yo se los cuente porque son los que a diario padecen el problema.

Para finalizar, quiero referirme a la falta de lealtad política de quienes tienen a cargo la conducción de la Institución. Es de público conocimiento que soy parte de la oposición, que a la fecha soy Consejera Directiva Docente por la Agrupación FACU y que, a diferencia de otros vengo a trabajar todos los días, a modo de ejemplo, la única licencia que da cuenta mi foja de servicio es la de maternidad hace 13 años, por cuanto entiendo que, merezco cierto respeto, NO soy ENEMIGA, pienso diferente. Por qué digo esto: Porque si el 17/12 en lugar de asistir a la última sesión del Consejo Directivo la Consejera Andueza hubiese asistido yo, me habría enterado de este tema en plena reunión dado que el temario de la convocatoria no daba cuentas de un punto tan sensible –alguien se enteró que lluevan pedidos de Juicio Académico cómo para obviar su especificación y dar lugar a qué la agrupación pueda prever la presencia de otro Consejero?, porque por “ética” me debía retirar al ser parte implicada, cosa que no hizo la actual esposa del denunciante quien decidió estar presente en el circo montado con la única intención de atemorizarme.

Por otra parte y en relación a esto último, contribuye a la ilustración de la persecución política que han pretendido poner en marcha, que luego nos enteramos que el día 16/12 se había llevado a cabo una reunión en la que estuvo presente la otra agrupación docente que tiene representantes en el Consejo (tan minoritaria como la nuestra) y que fuese convocada para ponerla en conocimiento de lo que iba a ocurrir. Obviamente, no pretendo que me convoquen a mí pero, pienso en voz alta: por qué no se hizo extensiva la convocatoria a mis pares de agrupación???. La única respuesta que se me viene a la mente es que buscaban el efecto sorpresa, desarticularnos como fuerza política y menguar nuestras posibilidades de reacción. Les salió mal porque algunos se “amuchan” alrededor de las circunstanciales dádivas del poder pero dan vergüenza como representantes, nosotros seremos menos en número pero todos los que conformamos esa agrupación podemos exhibir trayectorias y alto compromiso institucional por lo que se encontraron, con dos cuadros que lejos de amedrentarse exhibieron la capacidad que las distingue.

Agradezco todas las manifestaciones de afecto y de solidaridad. A los que están preocupados por mí les ruego que se tranquilicen porque es hora que empiecen a preocuparse los demás.

fuente: misionescuatro